MIRADOR
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Saber batirse en retirada

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha dado un paso razonable al abrir un periodo extraordinario de seis meses para presentar nuevas alegaciones y sugerencias sobre la polémica reforma del paseo del Prado-Recoletos. Las protestas de estos días, con la baronesa Thyssen a la cabeza de la defensa de la estética y los árboles de la zona, han producido su efecto. Es poco probable que, tras el ruido que se ha armado, dentro de seis meses, a las puertas de la campaña para renovar su cargo en las elecciones de la primavera de 2007, Gallardón vuelva a la carga con este proyecto de obra que nadie reclamaba, pese a que contara con la firma de grandes urbanistas. El alcalde ha sabido batirse en retirada sin parecerlo. "Me importa, y mucho, lo que dice la Fundación Thyssen", ha dicho el alcalde, que sabe que, en unos metros, Madrid cuenta con una concentración de arte sin parangón en el mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción