_
_
_
_

Metges de Catalunya desconvoca la huelga y acepta la oferta de Salud y las patronales

El acuerdo incluye mejoras salariales y un órgano canalizará las demandas de los facultativos

Después de mes y medio de conflicto y siete días de huelga en la sanidad pública y concertada, Metges de Catalunya puso fin ayer a las protestas. El sindicato desconvocó los dos días de paro anunciados para hoy y mañana, tras renunciar a parte de sus reivindicaciones y aceptar finalmente la oferta del Departamento de Salud y las patronales que gestionan la red concertada. La propuesta incluye mejoras salariales y la creación del Consejo de la Profesión Médica, un órgano de carácter "ejecutivo" que servirá para aumentar su participación en la toma de decisiones de Salud.

Más información
Los paros aplazan 250.000 visitas y 2.100 operaciones

Tras las negociones informales durante el fin de semana y la presión de usuarios e incluso de parte del colectivo médico, Metges de Catalunya, Salud y las patronales lograron finalmente superar su enfrentamiento. El sindicato corporativo optó por aceptar las propuestas que Salud y las patronales le plantearon durante las negociaciones de la semana pasada, aunque se han incorporado algunas concreciones.

El sindicato médico, además, renunció ayer a su principal reivindicación, un convenio colectivo propio para facultativos, pero a cambio consigue, según reconoció el secretario de Metges de Catalunya, Patricio Martínez, "dignificar la profesión". Según Martínez, los desencuentros entre las partes no se debían a cuestiones "económicas", aunque el acuerdo alcanzado ayer supone sustantivas mejoras salariales para el colectivo médico. La firma del acuerdo ha desactivado un paro de médicos previsto para hoy en el hospital de Sant Pau, que cuenta con convenio propio y, por tanto, no había participado en las huelgas anteriores.

Las mejoras, expuso Martínez, alcanzarán tanto a los médicos empleados en la red pública como a los de la red concertada. "Hemos universalizado las condiciones laborales del médico", expuso Martínez. De hecho, la principal novedad del convenio colectivo de la red sanitaria concertada, que se firmó ayer, es la homologación de las condiciones laborales de estos facultativos con las de los médicos de los centros que directamente gestiona la Generalitat, a través del Instituto Catalán de la Salud.

Salud destinará en los próximos tres años 680 millones de euros a incrementos salariales sólo en la red concertada. Faltan por concretar las mejoras en la red pública. Salud sostiene que todos estos incrementos "situarán a los profesionales sanitarios catalanes a la cabeza de las comunidades autónomas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La Generalitat también se compromete a aumentar el número de facultativos empleados en la red pública y concertada. Además, en la red pública garantiza que cada dos años se convocarán oposiciones, una medida que permitirá acabar con la gran bolsa de interinos que existe en el Instituto Catalán de la Salud.

Consejo de profesionales

Precisamente, los médicos tendrán voz y voto en la decisión de Salud de incrementar las plantillas para adecuarlas a las necesidades asistenciales a través del Consejo de la Profesión Médica, un nuevo órgano que garantizará la participación de los facultativos en la toma de decisiones del Departamento de Salud sobre condiciones laborales y ejercicio profesional.

El nuevo órgano ya convocará su primera sesión este mes y garantizará, según el presidente de Metges de Catalunya, Albert Tomàs, "la relación directa entre los médicos y la Administación". Por vez primera, expuso Tomàs, "los médicos podrán implicarse en la gestión del sistema sanitario". Por su parte, Salud y las patronales destacan la legalidad de este organismo, ya que no supondrá crear un órgano de negociación paralelo a la mesa del convenio colectivo de todo el sector sanitario.

En el Consejo de la Profesión Médica estarán representados el Departamento de Salud, las patronales, sindicatos, colegios provinciales de médicos, universidades y otras organizaciones médicas. El consejo tendrá dos grandes mesas que debatirán dos aspectos en concreto: el ejercicio profesional y las condiciones laborales.

Concretamente, la mesa encargada de debatir las cuestiones laborales contará con representantes de Salud, las patronales y los sindicatos, éstos en función del número de médicos que tengan afiliados. De este modo, Metges de Catalunya será el sindicato que tendrá más representantes en la nueva mesa.

Entre las tareas de esta comisión, figura debatir el precio de la hora de guardia, las condiciones de trabajo de los médicos residentes (los MIR), la duración de las jornadas, la participación de los facultativos en la gestión de los centros y la carrera profesional. Todos estos acuerdos, que se tomarán por mayoría simple, se trasladarán a la mesa de negociación del convenio colectivo del sector sanitario.

Además del convenio colectivo propio, Metges de Catalunya también ha renunciado a otras de sus reivindiciones. Entre ellas, un complemento autonómico o de 4.000 euros anuales para todos los médicos y la retirada del decreto que obliga a los facultativos empleados en la red pública que trabajan 2,5 horas diarias a ampliar su jornada a seis horas laborales como el resto del colectivo.

Con el acuerdo de ayer se acaba un agrio enfrentamiento en que Salud, las patronales los sindicatos de clase CC OO y UGT han cruzado duras acusaciones con Metges de Catalunya. Ayer, finalmente, los representantes sindicales se hicieron la foto de rigor con los de las patronales y Salud. En los últimos días, Metges de Catalunya dejó de contar con el apoyo de los colegios de médicos de Tarragona, Lleida y Girona. Pero, pese a las críticas de los propios facultativos, los siete días de huelga han movilizado a buena parte de los facultativos catalanes.

Representantes de Salud, patronales y Metges de Catalunya firman el acuerdo que pone fin a los paros.
Representantes de Salud, patronales y Metges de Catalunya firman el acuerdo que pone fin a los paros.CARLES RIBAS

"Han jugado con los pacientes"

El anuncio de la desconvocatoria de la huelga llegó a las pocas horas de que asociaciones de consumidores, pacientes y usuarios de la sanidad sumaran ayer sus voces para reclamar a Metges de Catalunya que aplazara los paros previstos para esta misma semana y estableciera una tregua de 30 días para no incrementar todavía más el volumen de actividad que ha sido cancelada en ambulatorios y hospitales. Estas entidades consideraron que las negociaciones entre Metges de Catalunya y el Departamento de Salud serían más fáciles sin la presión que supone la convocatoria de movilizaciones.

Por la mañana, ante la amenaza de las huelgas previstas para hoy y mañana, la Coordinadora de Usuarios de la Sanidad (CUS), el Fórum Catalán de Pacientes y la Unión de Consumidores de Cataluña exigieron "responsabilidad" al sindicato Metges de Catalunya y al Departamento de Salud, y les acusaron de "jugar con la salud de los pacientes".

"Entendemos que los médicos reclamen mejoras en sus condiciones de trabajo, pero cuando las posturas (entre el sindicato y Salud) están tan cercanas, ya no hay nada que justifique nuevas huelgas", indicó la directora de la Coordinadora de Usuarios de la Sanidad, Carme Sabater.

José Miguel Sanz, secretario general de la Unión de Consumidores agregó que los médicos deberían apostar por otras formas de protesta que no obliguen a aplazar la actividad en un sistema sanitario colapsado. "No se puede dejar de atender a los pacientes por más tiempo", advirtió.

El malestar de los usuarios no se debe sólo a los miles de visitas e intervenciones quirúrgicas que se han tenido que desprogramar durante los siete días de huelga realizados por los médicos. La Coordinadora de Usuarios lamentó que a pesar de que los pacientes han sido los primeros perjudicados por los paros, ninguna de las partes en conflicto les ha informado de la evolución de las negociaciones. "Nos ofrecimos como mediadores en el conflicto o como observadores en la mesa de negociación, pero nuestra propuesta fue rechazada", lamentó Sabater.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_