Gómez-Navarro prevé problemas al aplicar la Ley de Igualdad

El presidente de las Cámaras de Comercio reconoce la "difícil relación con la CEOE"

El presidente del Consejo Superior de Cámaras, Javier Gómez-Navarro, anunció ayer que si sale reelegido en el próximo mes de julio en su actual cargo, reclamará que se establezca la obligación de consultar a la red cameral "el impacto práctico que pueden ocasionar entre el empresariado las leyes que apruebe el Gobierno". En este sentido, pronosticó que la Ley de Igualdad "planteará problemas operativos y de calendario". El ex ministro de Comercio socialista no es que se oponga a esta norma, sino que predice que su puesta en práctica puede ocasionar problemas de calendario y en su ejecución.

En un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente del Consejo Superior de Cámaras, que aglutina a 87 cámaras de comercio, reconoció públicamente que las relaciones con la patronal CEOE "nunca han sido buenas y que son difíciles porque la CEOE nunca ha aceptado de buen grado la existencia de las cámaras". Tras reconocer, no obstante, que la relación es buena en algunos puntos de España, recordó que hay "un enorme campo de colaboración entre ambos órganos empresariales", aunque "se siguen produciendo roces en las delegaciones económicas en el exterior". Gómez-Navarro, que previsiblemente será el único candidato a presidir el Consejo en los próximos cuatro años, se propone establecer un programa de subvención para la innovación en las pequeñas y medianas empresas y quiere convertir a las cámaras en los observatorios económicos de comarcas y regiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50