Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Encuesta del Instituto Opina

Los ciudadanos censuran las listas de espera

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, asegura que las listas de espera quirúrgica se han reducido a un máximo de 30 días, pero los madrileños no se lo creen. El 58,1% de los encuestados por el Instituto Opina el pasado 26 de abril afirmó que, a su juicio, las "listas de espera sanitarias y el tiempo de espera para ser operado" siguen igual o incluso han aumentado, una impresión que comparte el 31,8% de los votantes del PP. Sólo un 29,3% de los madrileños cree a la presidenta. Aguirre prometió dimitir si no conseguía reducir las listas de espera quirúrgica a 30 días en dos años, un plazo que venció el pasado noviembre.

La gestión de Aguirre en estos dos años y medio al frente de la Comunidad de Madrid merece un aprobado ciudadano: 5,5 de nota media. Pero esa media resume luces y sombras. El servicio que mejor funciona es el transporte público; lo peor, la sanidad (sorprendentemente seguida por el transporte público).

Casi el 60% de los encuestados cree que la demora para ser operado sigue igual o ha aumentado, en contra de lo prometido

Uno de cada tres votantes del PP considera que Telemadrid es una televisión partidista que favorece a los populares

La gestión de Esperanza Aguirre recibe una nota de 5,5, y el servicio mejor valorado es la red de transporte público

Los autores de la encuesta detectan, en sus conclusiones, una "cierta deriva de la opinión madrileña hacia la derecha", por dos razones: que el principal problema para la mayoría es la inseguridad ciudadana -seguido por el paro y el difícil acceso a la vivienda- y que "hoy son más los madrileños que consideran que la inmigración es perjudicial [para Madrid] (38,6%) que los que la consideran beneficiosa (33,1%)".

En esa última valoración destaca el rechazo al fenómeno de la inmigración por parte de los votantes del PP (casi el 49% considera que la llegada de extranjeros es perjudicial), aunque con ellos coincide también uno de cada tres votantes socialistas y uno de cada cuatro de IU.

Suspenso a la educación

Cuatro de cada 10 madrileños aprueba la política urbanística de Aguirre, y el 34,9% la desaprueba. Mucho peor parada sale la política educativa del PP: dos de cada tres madrileños (y el 59% de los votantes populares) la tachan de regular, mala o muy mala.

La "situación política" de la Comunidad recibe una nota de 5,4. La "situación económica", un 5,6. El 44,8% cree que la economía ha mejorado "poco o nada", aunque otro 33,6% observa "bastante o mucha" mejoría. Los principales problemas son la inseguridad, "el empleo" -se entiende que la falta de empleo o sus malas condiciones- y la vivienda. A quienes en 2003 votaron al PP les preocupa sobre todo la inseguridad y la inmigración; a los votantes del PSOE, la vivienda y la sanidad; a los de IU, el empleo y la sanidad.

Mención aparte merece la valoración de la televisión pública madrileña. La mayoría de los ciudadanos está de acuerdo con los grupos de oposición en que Telemadrid es un canal "partidista" que favorece al PP, el partido en el gobierno. Eso mismo piensa el 32% de los votantes del PP (el 40,6% considera que Telemadrid es "partidista" y, de éstos, el 81,9% responde que lo es a favor de los populares).

Respecto a la labor de oposición ejercida por el PSOE, el 57,6% la califica de regular o mala, y los votantes socialistas tienen un juicio aún peor que la media: el 58,4% cree que Rafael Simancas lo ha hecho regular o mal.

Esperanza Aguirre lleva dos años denunciando que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero perjudica a Madrid. El 48,9% de los encuestados no comparte esa afirmación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 2006