Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell rechaza informar sobre las TDT porque Pla y Ribó tienen "interés personal"

Elche pide una licencia comarcal, que gestionará junto con Santa Pola y Crevillent

El Consell ha rechazado comparecer en las Cortes Valencianas para informar sobre el proceso de adjudicación de licencias autonómicas de televisión digital terrestre (TDT), como pedían el PSPV y EU-L'Entesa, con el argumento de que los portavoces de ambos grupos parlamentarios "tienen un interés personal claro, directo y mercantil" en el proceso como "accionistas de una de las sociedades que ha concurrido como licitadora". Por otra parte, el Ayuntamiento de Elche pidió ayer la concesión de una licencia de TDT que será de ámbito comarcal y gestión directa.

El Consell afirma en un escrito remitido a las Cortes que el Reglamento de la Cámara impide que el PSPV y EU-L'Entesa puedan formular las solicitudes relativas al proceso de adjudicación de las licencias de TDT por parte de la Generalitat porque los portavoces de los dos grupos parlamentarios "tienen un interés personal claro, directo y mercantil en el procedimiento de licitación en cuanto que ambos son accionistas de una de las sociedades que ha concurrido como licitadora".

Así lo explicó ayer, tras la reunión de la Junta de Portavoces el portavoz de EU-L'Entesa, Joan Ribó, quien negó que por su parte este extremo sea cierto. Ribó explicó que el Consell, el vicepresidente, Víctor Campos, que firma el escrito "ha faltado a la verdad" porque él no tiene "ninguna acción de este tipo". Ribó dijo que lo ocurrido le parece "una falta de seriedad de gravedad considerable" e instó al Gobierno a consultar los registros mercantiles antes de enviar un escrito a la Mesa de las Cortes Valencianas. Por su lado, el portavoz adjunto del PSPV Andrés Perelló subrayó que él es el firmante de la solicitud de comparecencia del Consell y que no posee "ninguna acción en ninguna empresa de comunicación" que haya optado a TDT. El diputado lamentó que el Consell utilice una "coartada insostenible" para no dar explicaciones sobre el "arbitrario procedimiento de adjudicación monopolística casi política y religiosa" de las TDT.

Por otro lado, el pleno del Ayuntamiento de Elche, gobernado por el PSPV, aprobó ayer solicitar a la Generalitat la concesión de la licencia para poner en marcha una emisora de TDT, de ámbito comarcal y de gestión directa. La televisión será gestionada a través de un consorcio que se va a constituir con los ayuntamientos de Santa Pola y Crevillent, ambos gobernados por el PP. El voto de cada municipio será ponderado según el número de habitantes, por lo que Elche tendrá casi el 75% de la representación. Con esta iniciativa se pretende contrarrestar la concesión de tres licencias de TDT que realizó la Generalitat y que en la ciudad de Elche dejó fuera a los empresarios locales, ya que fueron a parar a empresas "vinculadas al Partido Popular", según dijo ayer el alcalde, Diego Macià.

El Ayuntamiento de Santa Pola también acordó ayer la puesta en marcha de este consorcio y su alcalde, Miguel Zaragoza, manifestó que no habrá problemas para ponerse de acuerdo; en los mismos términos se pronunció César Augusto Asencio, alcalde de Crevillent que acordó anoche adherirse a este consorcio comarcal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 2006