Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón no expropiará las viviendas habitables próximas a la muralla

"No hay ningún proyecto concreto. No se va a expropiar ningún edificio que esté en condiciones de habitabilidad. No se va a tocar nada que haya sido rehabilitado", aseguró ayer Beatriz Lobón, coordinadora general de Urbanismo en el Ayuntamiento. Lobón salía así al paso de las acusaciones del PSOE, que exigió al gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón que declare desierto el concurso para la expropiación de inmuebles en el entorno de la Cava Baja y de la calle de la Escalinata (Centro). La expropiación de esas casas estaba prevista inicialmente en un plan municipal para recuperar la muralla medieval.

Lobón anunció que se reunirá con los vecinos el próximo martes para explicarles el proyecto. Por su parte, la portavoz socialista, Trinidad Jiménez, reclamó la creación de una comisión de expertos que decidan "qué se puede hacer con estos restos históricos". Jiménez instó al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, a reunirse con los vecinos afectados. Para los socialistas, la operación es una muestra de "la pésima gestión urbanística" del regidor. "Primero saca a concurso la concesión de la expropiación de una zona y luego tramita el planeamiento que le dé legitimidad para hacerlo", resumió la portavoz del PSOE, que acusó al Ayuntamiento de "falta de seriedad" por plantear el derribo de unas viviendas que están en perfecto estado.

Jiménez insistió en que hay edificios con la muralla incrustada donde solamente se conservan pequeños restos, "por lo que carece apenas de un interés arqueológico". "Aquí están viviendo personas desde el año 1939 en magníficas viviendas, no infraviviendas como dice el Ayuntamiento. Incluso, algunas de ellas están recién rehabilitadas con subvenciones municipales", dijo. "La prioridad debe fijarse en el edificio en ruina de la calle del Almendro, 5, y los solares inedificables calificados de zona verde por el PGOU", sentenció.

Por su parte, la portavoz de los vecinos afectados en Escalinata, Mercedes Salgado, sospechó que el concurso tiene una finalidad "muy clara". "Es una auténtica operación de especulación urbanística, porque se trata del centro de Madrid, a 100 metros del palacio Real y a 50 del Teatro Real", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de abril de 2006