Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Smith, descubierto de incógnito en Israel

El famoso actor estadounidense Will Smith consiguió lo nunca visto en Israel: pasar desapercibido y mantener en secreto su visita a Tierra Santa. Smith llegó al país hace unos días y sólo ayer fue cazado cuando se acercó al Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado para el judaísmo, en plena ciudad vieja de Jerusalén. Los numerosos fieles que rezaban no daban crédito a lo que veían: una cadena de varios fornidos guardaespaldas avanzando en círculo hacia la sagrada pared. En medio, un hombre sonriendo, vestido informal y con una boina blanca en la cabeza. El príncipe de Bel Air en tierra bíblica. Smith, que se hizo famoso gracias a esta serie norteamericana y que ha protagonizado películas como Independence Day o Men in Black, estará en Israel en visita privada hasta este domingo con su mujer, Jada Pinkett, y sus dos hijas. La noticia de su presencia en el Muro de las Lamentaciones corrió como un reguero de pólvora y, al cabo de escasos minutos, decenas de fotógrafos, cámaras y curiosos se agolpaban en la entrada, destinada a los varones, para sacar una instantánea o un simple autógrafo. Hasta los rabinos del lugar empezaron a preguntarse quién era el foco de tanta atención. A Smith le dio tiempo, al menos, a poner, como marca la tradición, un papelito con un deseo (o más) entre las piedras del milenario Muro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 2006