Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corrupción en Marbella

El PP se desmarca del consenso para elegir al presidente de la gestora de Marbella

El socialista Diego Martín Reyes cuenta con el respaldo de andalucistas e Izquierda Unida

Finalmente, no habrá consenso para la elección del presidente de la comisión gestora que dirigirá el Ayuntamiento de Marbella hasta las elecciones de mayo de 2007. El PP no ha aceptado al candidato propuesto por el PSOE, el abogado de 53 años Diego Martín Reyes, porque no es de Marbella y es militante socialista, aunque nunca ha ocupado cargo público ni responsabilidad orgánica en la formación.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, comunicó anoche por teléfono al presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE de Andalucía, Manuel Chaves, que los seis vocales de su partido se abstendrán en la votación "porque no quiere obstaculizar ni bloquear" la constitución de la gestora. Martín Reyes sí cuenta con el apoyo de Izquierda Unida y Partido Andalucista (PA), formaciones que tienen dos representantes cada una en la gestora.

Los dirigentes regionales de las cuatro principales formaciones políticas pactaron hace 15 días que el presidente de la gestora sería elegido por consenso a propuesta del PSOE. Pero el acuerdo finalmente no ha sido posible, aunque sí hubo unanimidad en la designación de los 16 miembros de la comisión gestora que ayer aprobó en pleno la Diputación Provincial de Málaga.

Militancia política

La portavoz del PP en Marbella, Ángeles Muñoz, dijo tras el pleno que Martín Reyes "no puede ser" presidente de la gestora porque no es de Marbella y es militante del PSOE. Muñoz invocó un supuesto compromiso de los grupos para elegir a un presidente sin militancia política, pero este extremo fue negado por la dirección provincial socialista, quien recordó que únicamente se había pactado que ninguno de los 16 miembros de la gestora hubiera tenido con anterioridad un cargo público electo.

Pero la posición del PP no ha sido unánime. El presidente provincial del partido en Málaga, Joaquín Ramírez, no puso oposición a Martín Reyes, y consideró que "cualquiera" de los 16 miembros de la gestora podía ocupar la presidencia.

El PSOE entiende que Martín Reyes reúne "el perfil adecuado" para el cargo. Nunca ha ocupado cargo público, ya fuera electo o por designación directa, ni ha tenido responsabilidad orgánica. Martín Reyes, de 53 años, fue entre 1994 y 2005 miembro del Consejo Consultivo de Andalucía y desde 2001 es profesor asociado de Derecho Penal en la Universidad de Málaga. Martín Reyes es uno de los dos militantes socialistas entre los seis vocales designados por el PSOE para la gestora de Marbella. De todos ellos, dos son de la ciudad, el agente de la Oficina de Recaudación Tributaria Javier Moreno y la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Ana Mas.

El único partido que ha incluido un representante que ha ostentado cargo público, aunque no electivo, es el PP, que ha designado al que fuera subdelegado del Gobierno en Málaga entre 1998 y 2004, Carlos Rubio, actualmente director del área se seguridad y coordinador de distritos en Málaga. De los 16 componentes, sólo seis tienen militancia política (dos del PP, dos del PSOE y los dos de IU).

En el pleno de la Diputación que designó a los miembros de la gestora, todos los portavoces resaltaron el comienzo de un "nuevo tiempo en Marbella" en el que el principal reto es devolver a los ciudadanos la confianza en las instituciones públicas.

La comisión gestora se constituirá mañana en el Ayuntamiento de Marbella en una sesión en la que presumiblemente Martín Reyes será elegido presidente. Previamente, los cuatro partidos políticos se reunirán hoy para tratar de alcanzar un acuerdo sobre el nombramiento.

El pleno del Ayuntamiento se reunió ayer por última vez para aprobar el acta de la sesión anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 2006