Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy reclama que ETA entregue las armas o anuncie su disolución

El líder del PP rechaza totalmente a cualquier "mediador internacional"

Mariano Rajoy aseguró ayer que "lo único que hay que hacer en estos momentos es constatar que ETA ha tomado la decisión irreversible de dejar las armas". Eso, según él, puede hacerse con un comunicado en el que ETA anuncie su disolución o "con un acto de entrega de las armas"; aunque quizá la "entrega de armas dé mayor visibilidad a esa decisión irreversible". Y rechazó rotundamente que haya "ningún mediador internacional, porque aquí no hay un conflicto entre Estados o pueblos, sino una organización terrorista".

"Cualquier procedimiento que nos lleve a todos a la conciencia clara de que hay una decisión irreversible de dejar de matar es válida", aseguró ayer Rajoy en una entrevista en Radio Nacional de España. El PP, hasta ahora, había abogado sólo por que la banda anunciara su disolución en un comunicado. Ayer, el líder del PP avanzó la posibilidad de copiar el método seguido por el IRA en Irlanda del Norte y entregar las armas, aunque hasta ahora los populares mantenían que se puede hacer una entrega de armas y, a la vez, comprar otras.

"Evidentemente, un comunicado diciendo que ETA se disuelve tiene que ser dado por válido, y un acto de entrega de armas, también. Quizá el acto de entrega de armas, como hizo el IRA en su momento, sea lo que dé mayor visibilidad a esa decisión irreversible de dejar las armas", argumentó Rajoy.

Abandono simbólico

El Gobierno contestó a Rajoy, a través del secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, que "lo verdaderamente importante, tras el alto el fuego de ETA, es que la banda deje clara su voluntad de abandonar la violencia y no un abandono simbólico de las armas". Y añadió: "Abandonar las armas simbólicamente para poder comprar en el mercado internacional al día siguiente, con los problemas derivados de una actividad ilegal, pero sabiendo cómo funciona ese mercado, también es un hecho constatable".

Moraleda hizo estas declaraciones después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibiera al portavoz de Coalición Canaria, Paulino Rivero, dentro de la ronda de contactos por la tregua permanente de ETA. Rivero mostró su respaldo al Gobierno, apeló a la "unidad, prudencia y cautela" en ese proceso y destacó la importancia de "recuperar el diálogo" del Ejecutivo con el PP.

Sobre el apoyo al Gobierno en este proceso, Rajoy reiteró ayer que el "pleno apoyo" de su partido al Gobierno es sólo "para acabar con la organización terrorista", pero no para negociar nada. "No cabe ninguna negociación política, ni sobre Navarra, ni sobre autodeterminación, ni sobre nada con una organización terrorista, porque eso supondría que haríamos del terrorismo un instrumento para hacer política", argumentó.

Rajoy pidió al Gobierno que se ponga en contacto con la patronal navarra porque su presidente mantiene que hay cartas de extorsión a empresarios posteriores a la fecha del alto el fuego permanente, el 22 de marzo, "e incluso del mes de abril".

Si hay cartas de ETA reclamando dinero a los empresarios, según Rajoy, no habría alto el fuego, pues éste implica el cese "de cualquier actividad criminal, que por supuesto es matar, es poner bombas o es extorsionar".

Rajoy, además, se negó a aceptar la expresión "proceso de paz" para hablar del fin de ETA para evitar "que los terroristas ganen la batalla de las palabras". También rechazó que se modifique el Estatuto de Gernika "porque el País Vasco tiene seguro la mayor autonomía del mundo".

Rajoy rechazó asimismo que pueda haber "ningún mediador internacional" porque en el País Vasco "no hay ningún conflicto entre Estados ni entre pueblos" sino sólo una organización terrorista. "Por tanto, mediadores internacionales, jamás. Éste es un problema del Gobierno de España y de los representantes de la soberanía nacional en las Cortes Generales".

El Gobierno ha respondido reiteradamente que "no ha habido ni habrá ningún tipo de negociación política con ETA", según recoge la resolución parlamentaria aprobada en el Congreso de los Diputados en mayo del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 2006