Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno y el Consell acercan posiciones para la seguridad y organización técnica de la visita del Papa

El secretario de Estado de Comunicación, el socialista Fernando Moraleda, y el consejero de Agricultura y representante del Consell, Juan Cotino, del PP, acordaron ayer en Madrid constituir comisiones mixtas de carácter técnico para coordinar la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia los días 8 y 9 de julio, sobre todo en lo concerniente a la seguridad. De este modo, las dos administraciones acercaron posturas tras las discrepancias exhibidas durante el último mes. Ambos coincidieron en destacar el "buen ambiente" en que transcurrió el encuentro y pusieron de relieve que el objetivo "común" es que la visita sea un éxito para todos.

Las citadas discrepancias se tradujeron el pasado 4 de mayo incluso en la suspensión de una reunión entre las dos instituciones por decisión del consejero portavoz del Consell, Esteban González Pons. Este acusó al Gobierno de querer capitalizar la visita del Papa. El Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, se quejó de la política de "hechos consumados" del Consell, cuando el Papa es también "jefe de Estado", y reclamó para TVE la señal televisiva del viaje por experiencia y razones de seguridad, si bien la Fundación del V Encuentro Mundial de la Familia, integrada por la Generalitat, el Arzobispado, el Ayuntamiento y la Diputación de Valencia, ya había suscrito un convenio con Canal 9 para que la cediera al resto de cadenas. La Fundación y el Consell han calificado la visita del Papa de "pastoral".

La Generalitat da garantías de profesionalidad en la señal de Canal 9

Ayer, sin embargo, se pretendió transmitir una imagen de normalidad y unidad. Moraleda aludió a su sintonía con Cotino, que se remonta al anterior cargo que ejercía, secretario general de Agricultura. Al ser preguntado si en la reunión se habían limado "asperezas", el secretario de Comunicación negó la mayor al afirmar que "nunca las hubo", según manifestaciones recogidas por Efe. Fuentes próximas a Cotino apuntaron que la reunión tuvo un carácter estrictamente técnico y no se trataron cuestiones como la señal de televisión. Otras fuentes de la Generalitat, por el contrario, señalaron que el Consell había dado garantías al Gobierno de profesionalidad e imparcialidad en la retransmisión de la señal sobre una visita que protagonizará el Papa pero que convocará a numerosas personalidades política como el propio Zapatero o el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, además del rey Juan Carlos. Se espera la presencia de al menos un millón de peregrinos.

Una comisión mixta que se creará con carácter de urgencia analizará las necesidades de los invitados oficiales y el viaje papal. La otra se encargará de gestionar las acreditaciones de los periodistas que cubrirán el viaje. La Fundación V Encuentro Mundial de las Familias asumirá estas competencias, si bien el Ministerio de Interior tendrá la última palabra en este sentido.

Fuentes de la Generalitat indicaron que "todas las administraciones estarán al servicio de la Fundación con el objetivo de que todo salga bien" y remarcaron que el trabajo de esta comisión estará "coordinado en todo momento con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 2006