Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero delegado del Santander tendrá un sueldo vitalicio de 3,42 millones, y Botín, de un millón

El consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz, tendría derecho a cobrar 26,4 millones o 3,42 millones anuales si se jubilara hoy, mientras que el presidente, Emilio Botín, percibiría de por vida algo más de un millón por pensión vitalicia, según la Memoria de la entidad.

Sáenz, que es el ejecutivo mejor pagado de la banca española, es el único que podría llevarse su jubilación de una sola vez. Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente segundo, cobraría 1,8 millones vitalicios y Francisco Luzón, director general para Latinoamérica, 1,94 millones de euros.

El presidente, Emilio Botín, cobró 3,04 millones en 2005, el 10,4% más. Este salario es la mitad de lo que recibió Alfredo Sáenz, 7,16 millones, el 14,54% más que en 2004. La presidenta de Banesto y consejera del Santander, Ana Patricia Botín, percibió una retribución de 2,73 millones, el 21,36% más que en 2004. Matías Rodríguez Inciarte, percibió 3,97 millones y Francisco Luzón cuatro millones. Otros consejeros, como Rodrigo Echenique y Antonio Escámez, percibieron 1,3 millones cada uno. Las retribuciones del conjunto del Consejo ascendieron a 26,12 millones de euros, 3,5 millones más que el año anterior. La alta dirección -excluidos los consejeros ejecutivos- recibieron 46,17 millones.

Además, Botín tenía acumulados unos derechos por pensiones y otros seguros por importe de 11,79 millones de euros, un millón más que el año anterior. Alfredo Sáenz cuadruplica los derechos de pensiones de su presidente, pues tiene acumulados de 53,36 millones, similar a la que tenía el año pasado.

En el BBVA la situación es distinta. Los tres principales ejecutivos (el presidente, Francisco González; el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, y el secretario, José Maldonado) recibirían 122,6 millones si cesan, cuando no sea por propia voluntad. También cuentan con un blindaje de cinco años de salario bruto: González, 17,5 millones (3,5 millones al año); Goirigolzarri, 14 millones (2,8 millones al año), y Maldonado, cinco (uno al año). Los derechos por pensiones son de 43 millones para González, 38 millones Goirigolzarri, y cinco millones, Maldonado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2006