Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jeanne-Claude y Christo enseñan sus monumentos y objetos envueltos

La Fundación Canal de Madrid expone un centenar de piezas de los dos artistas

Los artistas Christo y Jeanne-Claude colocaron el año pasado 7.500 puertas con telas naranja en el Central Park de Nueva York. Sus proyectos para empaquetar objetos y monumentos se exponen desde ayer en la Fundación Canal, de Madrid, con un centenar de grabados, collages y vídeos sobre el proceso de creación de las propuestas que no se realizaron, como envolver el monumento a Colón de Barcelona y la Puerta de Alcalá, de Madrid. "Busco la belleza involuntaria de lo efímero", define Christo su estética.

La revista Der Spiegel empaquetada y las fachadas de tiendas de diversos colores son los primeros proyectos, de los años sesenta, que aparecen en la exposición de la Fundación Canal (Mateo Inurria, 2, junto a la plaza de Castilla, www.fundacioncanal.com, hasta el 9 de julio), preparada por Josy Kraft con una gran parte de las ediciones de dibujos, grabados, objetos, collages y fotografías de las propuestas nunca realizadas. Entre ellas figuran el monumento a Cristóbal Colón, de Barcelona, de 1977, y la Puerta de Alcalá, de 1981. El comisario señaló que esta última nunca tuvo permiso y la de Barcelona se aprobó, tras negarse dos alcaldes anteriores, en 1985, cuando al artista no le interesó al estar dedicado al envoltorio del Pont Neuf, de París.

La negativa de las autoridades a los proyectos para ciudades estadounidenses y europeas y la tardanza, con frecuentes polémicas ciudadanas, de las intervenciones reales son frecuentes en el trabajo de Christo y Jeanne-Claude (www.christojeanneclaude.net), como se puede seguir en la exposición, que incluye dos vídeos sobre el montaje del Reichstag en 1995 (su primer dibujo para envolver el Parlamento alemán es de 1971), con una tela blanca de 100.000 metros cuadrados, y las Islas Rodeadas, en una bahía de Florida, en 1983, con 603.850 metros cuadrados de tela color rosa luminoso.

En el montaje aparecen objetos empaquetados por la mano del artista, como una rosa y un teléfono público de Nueva York, junto a propuestas para distintas ciudades, como museos de Nueva York, tras quedar impresionado por los perfiles de sus rascacielos cuando llega a la ciudad en 1964, y un conjunto de "senderos envueltos" para un parque de Dublín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de abril de 2006