Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Dolores compró cinco parcelas en la huerta once meses antes de recalificar el suelo

El PAI se adjudicó a la empresa familiar de un miembro de la ejecutiva provincial del PP

Gabriel Gascón, alcalde de Dolores por el PP, adquirió cinco parcelas en zona de huerta el 29 de diciembre de 2004. Once meses después ese suelo se recalificó, fuera del PGOU, para la construcción de 2.664 viviendas y un campo de golf. El 10 de noviembre de 2005, sólo 15 días antes del pleno que recalificó el sector, Gascón vendió las fincas a un precio, en escritura, muy por debajo del que se pagaba en la zona. El PAI, promovido por el propio alcalde, se adjudicó a la empresa San José, propiedad de la familia de un miembro de la ejecutiva provincial del PP.

El regidor vendió antes del pleno por debajo del precio de mercado, según la escritura

El alcalde y su hermano vendieron las parcelas a la empresa Rigal Inversiones Patrimoniales SL, mercantil que empezó a comprar suelo en la zona de huerta -unos 100.000 metros cuadrados- un año antes de la recalificación. Rigal Inversiones es una empresa "próxima al alcalde", según el PSPV, que se pregunta cómo supo esta empresa que el suelo iba a recalificarse.

Según las escrituras públicas, el alcalde apenas ganó dinero con la operación de compra-venta. La adquisición la realizó a cinco vendedores distintos y la venta, a un solo comprador: Rigal Inversiones, por solo 47.000 euros, según escritura librada por un notario de Orihuela. Por esas fechas, a quince días de la recalificación, el suelo se pagaba a unos 50 euros, según han declarado varios afectados por la recalificación, cifra muy distante de los 4,8 euros que recibió el alcalde por cada metro que enajenó.

Según figura en el expediente de recalificación del suelo, el padre del alcalde y los familiares de dos ediles del PP son propietarios de fincas en el sector que se recalificó. Sin embargo, tanto el alcalde como los dos concejales participaron en la votación para apoyar, en una misma sesión, la recalificación del suelo (1,6 millones de metros de huerta) y la adjudicación del PAI a la empresa San José. Uno de los concejales de la oposición, el socialista Agustín Ródenas, advirtió de que su mujer tenía suelo en el ámbito del sector y no participó en la votación para evitar la incompatibilidad.

La adjudicataria de las 2.664 casas y el campo de golf pertenece al grupo de empresas San José, de la familia de Antonio Rodríguez Murcia, concejal del PP de Orihuela alineado con el sector zaplanista y miembro de la ejecutiva provincial del PP designado directamente por su presidente, José Joaquín Ripoll. Según el PSPV, Antonio Rodríguez es socio de esta empresa, que se hizo con la adjudicación a pesar de "su oferta era la más cara (12 millones de euros respecto al resto)".

Esta promotora mantiene bloqueada por orden judicial otra urbanización en el municipio de Albatera, por haber realizado obras en un monte público.

El alcalde de Dolores explicó ayer a este diario que compró las parcelas para su explotación agrícola y que más tarde, cuando supo que la zona se iba a recalificar, las vendió para no verse implicado y compró en otro lugar. "Aquí no ha tema", dijo, porque "podría haber hecho negocio con esas fincas y no lo he hecho".

El PSPV de Dolores impugnó el acuerdo plenario por dos motivos: la incompatibilidad del alcalde y los dos ediles del PP y el argumento de que el pleno se realizó sólo una hora y media después del dictamen de la comisión informativa, sin posibilidad de que los ediles, como marca la ley, pudiera examinar y obtener copias de la documentación. El PP rechazó el recurso socialista en un pleno posterior, en el que el alcalde llegó a decir públicamente que San José ofrecía 50 euros por metro cuadrado en la zona recalificada.

La Consejería de Territorio y Vivienda ha devuelto el expediente del proyecto al Ayuntamiento por falta de informes.

El Ayuntamiento de Elche, gobernado por el PSPV alegó contra este proyecto porque afecta al perímetro de protección del paraje natural del Hondo y acarreará una alta presión demográfica en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2006