_
_
_
_

Innovación desarrolla un nuevo sistema de control del suministro eléctrico

La Junta adjudica a Telvent, Isotrol y Sadiel el diseño informático por 700.000 euros

Alejandro Bolaños

Los sucesivos apagones que registraron decenas de localidades andaluzas en los inviernos y veranos de 2003 y 2004 y las continuas quejas ciudadanas, llevaron a la Junta de Andalucía a aumentar la presión sobre Endesa, la compañía que monopoliza la distribución en la comunidad. Una de las medidas que adoptó entonces la Consejería de Innovación fue la constitución de una Unidad de seguimiento del suministrio eléctrico para tener más información de la red de Endesa. Ahora la Consejería da un paso más con la creación de un nuevo centro de control a partir de esa experiencia.

El centro procesará, gracias a la colaboración de Endesa, datos "en bruto" de la red
El sistema se extenderá después al control de oleoductos, centrales y parques eólicos

"A las 10.40 se produce un corte afectando a 20.873 abonados. Se ha debido a una avería en una celda de una línea. En 1.046 minutos se repone el servicio a la totalidad de afectados (el 69% se repuso a los 61 minutos)". Éste es un extracto de uno de los últimos informes elaborado por la Unidad de seguimiento del suministro de energía eléctrica, en este caso sobre un apagón en la comarca del Aljarafe sevillano a finales de la semana pasada.

En esos documentos, la Unidad (activa las 24 horas del día) sintetiza los datos que le remite la compañía eléctrica sobre las últimas incidencias, que incluyen también si alguna instalación cercana estaba sobrecargada o el supuesto origen de la avería. "La información que manejamos ya viene elaborada por Endesa", explica el responsable de la Unidad, José Manuel Torres.

La Unidad se creó en julio de 2004, apenas una semanas después de que el conflicto institucional entre la Consejería de Innovación y la compañía eléctrica llegara a su punto cumbre. Los continuos apagones, que dejaron sin luz a casi 250.000 andaluces en una semana con el termómetro rondando los cuarenta grados, multiplicaron las quejas ciudadanas y la Consejería rechazó varias veces los planes de emergencia de Endesa, que achacaba los problemas a incrementos inesperados en la demanda por el uso generalizado de aire acondicionado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La presión ciudadana e institucional sobre Endesa surtió efecto, que no las multas: la treintena de expedientes sancionadores abiertos en los últimos seis años por la Junta, limitada por la normativa estatal, no sumán mas de cinco millones de euros; una cantidad minúscula para una empresa que es capaz de poner un aval de 1.000 millones de euros para seguir adelante en un proceso judicial, como ha puesto en evidencia su conflicto con Gas Natural.

Lo que no consiguieron las multas sí lo logró la presión ciudadana y el descrédito en el mercado. Endesa aceleró sus inversiones para fortalecer su red, de modo que entre 2004 y 2005 se ha gastado 1.048 millones de euros (lo que había previsto para cuatro años). Y de aquí a 2009 ha anunciado 4.500 millones más. De resultas de esa decisión, no se registraron situaciones de emergencia ni el verano pasado ni este invierno.

La Unidad de seguimiento, en la que trabajan siete técnicos, ha sido otra de las medidas desarrolladas a partir de la nueva relación entre Endesa y la Consejería de Innovación. Pero su objetivo está limitado por el tipo de información que recibe. "Con el nuevo sistema, Endesa nos dará al final del día una enorme cantidad de datos en bruto que reflejará el estado de su red cada 15 minutos", explica Torres.

El nuevo Centro de Control, que estará operativo a finales de este año, usará las instalaciones y el equipo humano que ahora forman la Unidad de seguimiento pero renovará totalmente su material informático y sus programas de software para procesar los nuevos datos. "Esto sólo es posible porque tenemos la colaboración plena de Endesa", recalca Torres.

El sistema de información energética de Andalucía, que así es como se ha bautizado a las nuevas aplicaciones informáticas, deberá ser capaz de utilizar ese enorme cantidad de datos para sacar conclusiones sobre el estado actual de la red y desarrollar modelos sobre como afectaría a esa red la incorporación de nuevos elementos o los incrementos de demanda. Torres puntualiza que es "la primeva vez" que una Administración autonómica desarrolla un sistema de este tipo para supervisar una red energética. Una herramienta que, cuando esté desarrollada, permitirá afinar la coordinación de planeamientos urbanísticos y de nuevas infraestructuras eléctricas. Además, el contrato prevé que los programas estén abiertos a nuevas evoluciones. "La red de Endesa es la primera capa, luego también queremos extender el control a la infraestructura de Red Eléctrica, los oleoductos, los parques eólicos o las centrales de generación", agrega Torres. El grado de supervisión dependerá de que todos los agentes involucrados "sean tan colaboradores" como Endesa.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_