Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Archivo Histórico dedicará más de un tercio de su superficie al área de depósitos

El edificio será remodelado para ampliar el espacio hasta los 7.000 metros cuadrados

El edificio elegido por el Departamento de Cultura para albergar el Archivo Histórico Nacional de Euskadi será remodelado, añadiendo dos pisos más y una entreplanta hasta conseguir una superficie de 7.000 metros cuadrados, de los que más de un tercio se dedicarán a depósitos de materiales. La consejera de Cultura, Miren Azkarate, presidió ayer el acto simbólico de asunción de la sede, en el número 3 de la calle María Díaz de Haro, en Bilbao, un edificio propiedad del Ejecutivo que hasta hace pocos meses fue utilizado por el Departamento de Interior.

Azkarate explicó ayer que el Archivo -"el depósito y lugar simbólico por antonomasia de la memoria colectiva" de Euskadi, según la definición recogida en el Plan Vasco de la Cultura- dará continuidad al trabajo desarrollado por Irargi, el Centro de Patrimonio Documental, con sede en Bergara. El edificio bilbaíno es una construcción de la década de los años 30 del pasado siglo, de corte clasicista con toques art decó en la fachada y en las dos primeras plantas del edificio.

El proyecto de adecuación, para los que están reservados 24 millones de euros en el plan especial de inversiones económicas y sociales del Gobierno, establecerá la remodelación del interior de las cinco plantas existentes y elevará la altura del edificio con otros dos pisos. Además, se obtendrá una nueva entreplanta.

El edificio pasará de contar con cerca de 4.550 metros cuadrados a casi 7.000, de los que está previsto dedicar el 35% al área de depósitos. Para la zona de trabajo de han reservado cerca de 1.000 metros cuadrados y otros 500 serán destinados al espacio para la consulta. También contará con salón de actos, sala de exposiciones y aparcamiento. El proyecto arquitectónico aún no ha sido finalizado, pero la consejera confía en que las obras puedan comenzar en breve y estar finalizadas el próximo año. Azkarate prevé que el Archivo esté en funcionamiento en su sede de Bilbao antes de que finalice esta legislatura, que concluye en 2009.

A los materiales recopilados por Irargi, creado en 1982, se sumarán en el Archivo "documentos que estén en manos privadas o de otras instituciones", señaló la consejera. Respecto a los documentos del Archivo de Salamanca que el Gobierno vasco reclama para depositarlos en la sede proyectada en Bilbao, Azkarate aseguró que todavía no han recibido contestación del Ejecutivo central a la petición formal realizada el pasado mes de febrero. Si la solicitud no consigue resultados positivos, el Gobierno reiterara dicha petición. "Seguiremos insistiendo", enfatizó la consejera.

La reclamación del Gobierno vasco de los documentos depositados en Salamanca abarca un total de 13.477 legajos incautados en la Guerra Civil y los primeros años de la posguerra en Bilbao, Santander, Barcelona, Valencia y Madrid. Representan, según los cálculos de Cultura, tan sólo el 0,5% de los fondos del Archivo de Salamanca.

Tras el envío al Parlamento de los proyectos de las leyes de Museos y de Bibliotecas en las últimas semanas, el Gobierno trabaja en la redacción de la futura ley de Archivos, que dará coberturá legal al Archivo Histórico Nacional de Euskadi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2006