CiU cree que el envío de las cartas puede constituir extorsión

Convergència i Unió y el Partido Popular respondieron a la noticia de las cartas de Esquerra con peticiones de destitución para el autor de las misivas y acusaciones de presunta extorsión hacia el partido republicano. El portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, anunció que su partido pedirá mañana la apertura inmediata de un expediente de información reservada para averiguar el alcance de los hechos y saber cuántos trabajadores de la Administración catalana han recibido la exigencia de pagar cuotas a ERC.

CiU también pedirá la "separación y suspensión" de funciones del secretario de Organización de ERC y secretario general del departamento del primer consejero, Xavier Vendrell, y su "destitución inmediata" en caso de que se demuestre su relación con lo ocurrido. Puig añadió que en la actuación de Esquerra ve indicios de "presunta extorsión".

El presidente del PP de Cataluña, Josep Piqué, pidió la comparecencia "inmediata" en el Parlament del primer consejero, Josep Bargalló, para que dé "explicaciones convincentes". "De entrada", añadió, "parece que técnicos y personal de los departamentos que controla Esquerra no están en sus cargos por competencia técnica o voluntad de servir a los ciudadanos, sino por su actividad política". Ello, según el dirigente popular, resulta una "mezcla inmoral entre partidos políticos y administraciones públicas".

Desde UGT hubo duras críticas. El secretario general de la Federación de Servicios Públicos en Cataluña, Ramon Cebrián, calificó de "chantaje" el supuesto pago obligado de cuotas a Esquerra Republicana e instó a "los trabajadores amenazados" a denunciar los hechos al sindicato para que éste pueda tomar cartas en el asunto, informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50