Gerardo Herrero retrata la ambigüedad moral de los personajes de 'Los aires difíciles'

Almudena Grandes prefiere una película bonita que una adaptación fiel de sus novelas

Cuando escribes sabes que el lector hace una interpretación de tu texto que en pocas ocasiones coincide con lo que has imaginado. Cuando describo a mis personajes nunca les pongo rostro, sé cómo son, sé su historia e imagino su vida, pero jamás sé qué cara tienen. Ha sido así desde que comencé a escribir y es algo que me surge sin pensarlo. Y cuando un director decide llevar a la pantalla una de mis obras prefiero que sea bonita a que sea fiel", señala Almudena Grandes, autora de Los aires difíciles (Tusquets), la novela que ha adaptado el realizador Gerardo Herrero para el cine y que hoy se estrena en 80 salas.

Herrero, gran aficionado a las obras de la escritora madrileña y que llevó al cine Malena es un nombre de tango, decidió darle vida en la pantalla y contar una de las tres historias que se narran en el libro de Grandes. "La obra era tan extensa que opté por centrarme en la historia en la que los personajes Juan Olmedo y Sara se encuentran en una playa de Cádiz".

Más información

El filme, que ha participado en el Festival de Cine de Málaga, cuenta la historia de Juan Olmedo, un médico que decide abandonar Madrid, sus secretos y su pasado y empezar una nueva vida en Cádiz con su sobrina y un hermano discapacitado psíquico.

El director explica que le gusta el trabajo literario de Almudena Grandes porque "es capaz de escribir de gente y de personas que me interesan. Crea con gran sensibilidad un mundo lleno de secretos y es capaz de envolver los sucesos con una tela misteriosa que me lleva a tratar de desentrañarlos en imágenes".

"Los personajes van surgiendo de retazos de personas que van pasando por mi vida, y los protagonistas de Los aires difíciles tienen la suerte, después de vivir en la mentira y en el engaño, de disfrutar de una segunda oportunidad. Todos ellos viven una ambigüedad moral", apunta Almudena Grandes.

La escritora reconoce que le interesa más que la película esté bien hecha y sea bonita a que sea fiel a la novela: "Siempre respeto la libertad del guionista y del director. Lo importante es el resultado y prefiero que al llevarme al cine consigan hacer una película bonita, antes que fiel a mi obra".

El mundo que crea Almudena Grandes en sus obras atrae de tal modo a Gerardo Herrero que ya está preparando dos nuevas adaptaciones de la escritora, aunque se limitará a las labores de productor, dejando la dirección a otros. "Aunque no creo que nadie sea capaz de llevar al cine lo que estoy escribiendo en estos momentos: una novela basada en la Guerra Civil que va a tener más de 900 páginas", dice la escritora riéndose.

Gerardo Herrero va a producir la película Geografía humana, que dirigirá Azucena Rodríguez y cuyo rodaje comenzará en breve. Tiene en proyecto llevar al cine Castillos de cartón, con guión de Enrique Urbizu y dirección de Salvador García Ramos. "Cuando leí los últimos cuentos publicados por ella enseguida imaginé poder llevarlos al cine, pero me he reprimido y por ahora no quiero adaptar más obras suyas. No quiero decir que me vaya a poner a escribir, porque no me gusta y lo paso muy mal. Tal vez cuando deje de hacer cine me decida por escribir una novela policiaca. Por el momento, sufro mucho escribiendo", indica Herrero.

Los actores de Los aires difíciles -José Luis García Pérez, Cuca Escribano, Carme Elías, Pilar Castro, Roberto Enríquez y Andrés Gertrudis- reconocieron ayer que, además del guión, se apoyaron en la novela para conocer mejor a los personajes. "Están tan bien perfilados que nos facilitó mucho el trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de marzo de 2006.

Se adhiere a los criterios de