LIBROS

García Posada recupera las huellas del Madrid galdosiano

Las novelas de Benito Pérez Galdós (1843-1920), al que muchos califican como el gran escritor de Madrid, se sumergían en el universo que le rodeaba. Espacios, historias y gentes arrancados de la realidad convivían con criaturas y episodios sacados de la imaginación del cronista. Por eso todavía hoy es posible buscar el Madrid galdosiano en muchas de las calles por donde discurren la vida de sus personajes.

Miguel García Posada, crítico literario y asesor técnico de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, concilia realidad y ficción en Guía del Madrid galdosiano (Biblioteca Madrileña de Bolsillo, 6 euros). El libro, en el que se incluyen ilustraciones de la época -procedentes en su mayoría del Museo Municipal-, mapas y rutas, inaugura una colección que continuará con el Madrid de Baroja.

Existe un Londres de Dickens, un París de Balzac y un Madrid de Galdós, y los tres pertenecen ya a la literatura universal. García Posada, gran conocedor de la obra del escritor canario, añade que el autor de Fortunata y Jacinta fue, ante todo, un demiurgo "que pobló el mundo de sus novelas y narraciones con criaturas y episodios de su poderosa imaginación, pero a la vez tuvo muy en cuenta el universo en que se movía".

Como en la obra galdosiana, la guía aúna realidad y ficción. Dividida en 11 capítulos, recupera a los personajes a través de su universo urbano. Una pequeña introducción sobre el lugar o las costumbres de la época da paso a fragmentos "muy selectivos", extractados de entre las 20.000 páginas de sus obras, a través de los cuales se recorren las calles o las plazas de la ciudad por las que paseaba Fortunata.

Pero recorrer Madrid de la mano de Galdós supone ceñirse a lo que él denominaba "el genuino Madrid", referido al Madrid de los Austrias o a los barrios del centro y del este, crecido en los siglos XVI y XVII, pero que pierde su nombre cuando nos adentramos en el entonces moderno barrio que construía el gran financiero de la época, el marqués de Salamanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50