El PSPV insiste en que Rodríguez Marín debe dimitir por el insulto a Zapatero

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Alicante, Manuel de Barros, volvió a pedir ayer la destitución del delegado de Recursos Humanos, el senador del PP Juan Rodríguez Marín, después de conocer las explicaciones que este ofreció el lunes sobre la inclusión de la frase Zapatero bobo, eta no pacta, entre las respuestas de una pregunta en una oposición municipal a cabo de bombero.

Para los socialistas, Rodríguez Marín, que presidió el tribunal de la oposición, debería ser destituido "fulminantemente" por el alcalde en todos sus cargos municipales: presidente de los tribunales, delegado de Recursos Humanos y miembro de la Junta Local de Gobierno.

Para De Barros, "no basta" con que el secretario del tribunal de la oposición, Rafael Ramos, haya asumido la responsabilidad de lo sucedido. También Esquerra Unida apunta a Rodríguez Marín como máximo responsable del insulto a Zapatero. Su portavoz municipal, Susana Sánchez, consideró que este asunto ha perjudicado la "imagen pública" del Ayuntamiento, debido a que se trata de una "falta de respeto a las personas que se presentan" a las oposiciones y una "falta de rigor". En su opinión, el delegado de Personal "no es la persona adecuada para llevar" la labor de las oposiciones municipales y recordó que el alcalde, Luis Díaz Alperi, del PP, es el último responsable.

Cisma sindical

La polémica sobre la oposición a cabo de bombero y otra a Técnico de la Administración General (TAG), en la que una hija del alcalde y un asesor de Rodríguez Marín sacaron las dos mejores notas, ha abierto un cisma en los sindicatos con representación en el Ayuntamiento. La Junta de Personal la controlan dos sindicatos afines al gobierno local, (Seta y CSIF) y ayer, en una reunión extraordinaria reprobaron a CC OO por cuestionar los procesos de selección de personal.

CC OO criticó la "especial gravedad" de que los dos miembros del tribunal, designados por la Junta de Personal, en representación de los trabajadores municipales, y uno de ellos, a su vez, Delegado de la Junta de Personal, permitieran irresponsablemente la inclusión de la frase indicada y, en consecuencia, el grave deterioro de la imagen de los procesos selectivos, y de la misión encomendada por la Junta de Personal de garantizar la limpieza y corrección del proceso selectivo.

La mayoría de la Junta de Personal reprobó esas declaraciones. El Sindicato Profesional de la Policía Local y Bomberos no suscribió la reprobación.

El secretario general de CC OO en el Ayuntamiento, Pablo Reig, censuró que el sindicalista Antonio Marín incluyera, en relación con CC OO, la frase "Por todo ello deben ser fumigados como la mala hierba", en la intranet municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de marzo de 2006.