Un hombre mata a su madre y trata de suicidarse en Llorenç del Penedès

La pequeña localidad de Llorenç del Penedès (Baix Penedès) se vio convulsionada ayer por la detención de un hombre, Miguel V. G., de 35 años, que, según la policía, había matado a su madre, Pepita G., y posteriormente intentó quitarse la vida tirándose a un pozo. El detenido, vecino de este municipio que no alcanza los 3.000 habitantes, sufre desde hace unos meses una fuerte depresión y se halla de baja laboral por ello.

Fuentes municipales apuntaron que probablemente la depresión que padece el hombre se debe al deterioro de salud que sufría toda su familia. El padre precisa de cuidados médicos que la familia no podía prestarle y por ello fue ingresado en una cercana residencia el pasado mes de diciembre. La madre, que apareció muerta en su cama, tapada con las mantas y con un fuerte golpe en la cabeza, tenía 72 años, y las citadas fuentes aseguran que su salud había empeorado en los últimos meses.

Unos vecinos trataron de localizar a la fallecida el pasado lunes por la tarde. Al no encontrarla alertaron a la Guardia Civil, que entró en la vivienda pasadas las ocho de la tarde. Allí encontraron a la mujer muerta y a Miguel V. G. en el interior de un pozo doméstico poco profundo, donde presuntamente se había tirado para suicidarse. Una repisa en el pozo frenó su caída y el detenido, que fue rescatado del interior del pozo a la una de la madrugada de ayer por los bomberos, recibió el alta inmediatamente en el hospital de El Vendrell.

Los vecinos no se explicaban ayer el suceso porque el detenido, que trabajaba de peón de la construcción, carece todo tipo de antecedentes penales y no es una persona violenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50