Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reforma del Estatuto

El PA remite al PSOE seis fórmulas para definir Andalucía con la palabra "nación"

La ejecutiva andalucista decide ir preparando la estrategia del 'no' por si fracasa el consenso

Los andalucistas han hecho llegar a los socialistas al menos seis fórmulas diferentes sobre la definición de Andalucía en el Estatuto que incluyen la palabra nación. Hace algo más de un mes, el PA dio marcha atrás a su condición irrenunciable de que el término nación figure en el articulado a cambio de una mención en el preámbulo. El PSOE, sin embargo, se niega a que aparezca nación en ninguna parte del futuro Estatuto. Las propuestas van desde una copia de la fórmula catalana a otra más difusa, en la que se menciona el derecho al reconocimiento como nación, sin afirmarlo taxativamente.

MÁS INFORMACIÓN

El PA ha hecho del reconocimiento de Andalucía como nación su reivindicación más visible, aunque son muchos más los puntos que separan el borrador de elaboración propia -que los andalucistas han ido entregando a todos tipo de colectivos- de la ponencia que el único asunto de la definición. En cualquier caso, fuentes nacionalistas creen que un gesto por parte del PSOE en la dirección que ellos proponen sería un gran paso para desbloquear la postura adversa que el PA, al margen de las declaraciones de buena voluntad para buscar el consenso, mantiene hacia la proposición de ley.

De hecho, uno de los pilares en el que se apoyó la abstención en el pleno del Parlamento andaluz que tomó en consideración el texto de la ponencia fue el riesgo que supone no incluir nación en ninguna parte del Estatuto, una vez que se ha recogido en el preámbulo del proyecto catalán. Para el PA éste no es un detalle sin importancia, muy al contrario, sostiene que no hacer lo mismo en Andalucía condenará a la comunidad a un estatus inferior en los próximos 25 o 30 años y a una especie de segundo puesto en el Estado.

El secretario general del PA, Julián Álvarez, lo dijo con claridad tras asistir a la cumbre de líderes con el presidente de la Junta, Manuel Chaves, del pasado lunes. Advirtió de que su partido estaba dispuesto a quedarse fuera del consenso, "a quedarnos solos y correr cualquier riesgo político y electoral".

En una afirmación tan rotunda y aventurada, Álvarez contaba con el respaldo expreso de su partido. Dos días antes de la cumbre, el pasado sábado, la ejecutiva acordó, tras un intenso debate, apostar por el plante. Hubo incluso quienes propusieron que ni se acudiera a la reunión, pero fueron más los que se inclinaron por asistir, escuchar y decidir. En la conferencia de prensa después de la cumbre, el secretario general pronunció una frase que pasó inadvertida, pero que resumía el contenido de la ejecutiva andalucista: "De momento, he visto que hay buena voluntad". Fuentes del PA aseguraron que estas palabras significan que en el instante que no la haya, se apearán.

De hecho, otros de los acuerdos de la ejecutiva fue ir preparando la estrategia política del no en el referéndum, con el argumento de que la del no necesita preparación alguna y se moverá sobre rueda cuando se vayan sumando los acuerdos. "Desde luego, lo que está claro es que el presidente y el PSOE quieren transmitir la sensación de que todo está hecho, y ni mucho menos", afirman la citadas fuentes.

Las seis fórmulas que el PA ha hecho llegar al PSOE y al Gobierno andaluz incluyen el término nación, si bien no se dice nada de dónde debe ir, con total disposición a que éste en el preámbulo. Las propuestas tienen diferentes enfoques: desde una copia casi literal de la forma adoptada en el Estatuto catalán, hasta pronunciamientos casi sólo aptos para historiadores y estudiosos del andalucismo históricos. Para que la fórmula catalana fuera posible, primero el Parlamento autonómico tendría que definir a Andalucía como nación. Nunca lo ha hecho, es más, la inmensa mayoría (PSOE y PP) votó en contra a una propuesta de resolución con la definición expresa que presentaron IU y PA en el pasado debate de la totalidad.

"Ser o genio"

En una de la propuesta se interpreta los escritos del precursor de la autonomía Blas Infante y se dice que éste, "aplicando los criterios del principio de nacionalidades", "demostró" que Andalucía no es únicamente una nación, sino que debería catalogarse como "ser o genio". Esta sugerencia contiene incluso una cita de Ángel Ganivet. El resto combina, de maneras muy parecidas, el 28-F y la gran manifestación por la autonomía del 4 de diciembre 1977 para destacar la vocación del pueblo andaluz por erigirse en el sentido colectivo como nación, y estar en pie de igualdad al resto de los pueblos de España.

La que deja un margen mayor se parece mucho a la llamada fórmula Clavero (sugeridas por el ex ministro de la UCD Manuel Clavero en el Parlamento). Se menciona la palabra nación, pero no como definición taxativa, pues se limita a invocar el derecho a que Andalucía "sea reconocida como nación como los pueblos de España que más derecho tengan".

La respuesta del PSOE ha sido negativa, pese a que el mismo Chaves sigue hablando de "fórmulas imaginativas" en la que se reconozcan todos los grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 2006