Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reforma del Estatuto

Propuestas para negociar

Éstas son las seis fórmulas que el Partido Andalucista ha hecho llegar al PSOE para incluir la palabra nación como definición de Andalucía en nuevo Estatuto de Autonomía, ya sea para el preámbulo o para el texto articulado.

- En las reivindicaciones históricas del 4 de diciembre y en el masivo respaldo ciudadano a una autonomía de primera el 28 de febrero de 1980, los andaluces y las andaluzas expresamos la identidad de Andalucía como nación y nuestro deseo de configurarnos como nacionalidad según lo previsto en la Constitución en su artículo 2, en el que se expresan los principios constitucionales de unidad y autonomía.

- Andaluces y andaluzas sienten a Andalucía como una nación, y este sentimiento de identidad determinó que nuestro pueblo desease acceder a los más altos niveles de autogobierno y de reconocimiento político, para lo que impulsó la iniciativa prevista en el artículo 151 de la Constitución y se colocó en pie de igualdad con aquellos otros pueblos de España que habían accedido a la autonomía durante la Segunda República.

- Blas Infante demostró, aplicando los criterios de principio de las nacionalidades, que Andalucía es una nación e incluso que debía catalogarse como "ser o genio", y que su evolución cultural demuestra la existencia y la continuidad a través de los milenios de un mismo "estilo" absolutamente diferente al resto peninsular. Blas Infante hace suyas las palabras de Ángel Ganivet: en España hay dos naciones, una al norte, España, otra al sur, Andalucía.

- Ciudadanos y ciudadanas andaluces sienten a Andalucía como una nación y ese sentimiento democrático es plenamente compatible con la pertenencia a un Estado cuya Constitución, en el artículo 2, establece los principios esenciales de unidad y autonomía.

- El Parlamento de Andalucía, recogiendo el sentimiento y la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas de Andalucía, ha definido a Andalucía como nación. Esta realidad nacional tiene su traducción en el artículo 2 de la Constitución Española, que define a Andalucía como nacionalidad.

- Las manifestaciones históricas del 4 de diciembre y el masivo respaldo ciudadano a una autonomía de primera el 28 de febrero de 1980, conceden a Andalucía tanto derecho a ser reconocida como nación como a los pueblos de España que más derecho tengan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 2006