Un empresario declara por el pago a una implicada en la 'trama eólica'

El empresario Enrique Guzmán, imputado en la trama eólica de Canarias, entregó ayer al juez que instruye el caso documentación que, según él, demuestra que los 23.000 euros que pagó a la funcionaria del Cabildo de Gran Canaria Mónica Quintana, en prisión por esta causa, fueron por intermediar en una operación inmobiliaria, y no para beneficiarse del concurso público relacionado con las centrales eólicas que investiga el juez.

Así lo manifestó la abogada de Guzmán, Josefina Navarrete, después de que su defendido declarara durante cerca de dos horas. El empresario está en libertad bajo fianza de 150.000 euros.

La letrada afirmó que Guzmán, a quien se le imputa un delito de cohecho, concretó al juez una operación inmobiliaria que mantuvo con Quintana para la compra de parcelas en Tenerife, en el municipio de Granadilla, para la construcción de unas naves para el montaje de una empresa. Quintana es novia del principal imputado en la trama eólica, el ex director general de Industria del Gobierno de Canarias Celso Perdomo. Ambos están en prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50