Entrevista:JOSU ONAINDI | Secretario general de CC OO

"La patronal pone en peligro el principio de convivencia"

Josu Onaindi (Bilbao, 1952), secretario general de CC OO desde junio de 2000, cree que la patronal y el Gobierno vasco están actuando con "irresponsabilidad". La primera, al mantener posiciones de "radicalidad" que ponen en peligro el principio de "convivencia democrática" con los trabajadores, y el segundo "por ceder al chantaje de ELA" y no propiciar el diálogo y el encuentro social.

Pregunta. Los hombres cobran el 40% más que las mujeres.

Respuesta. Es uno de los grandes problemas del movimiento sindical, junto al de los jóvenes y los inmigrantes. La Ley de Igualdad entre mujeres y hombres será el eje de nuestro trabajo para conseguir la plena integración y con derechos. Igualdad también en puestos de dirección o para cuidar personas dependientes.

"La posición de la patronal responde a un intento muy voraz de hacer caja. Va a tener contestación como siga por ahí"
"El Gobierno es un don Tancredo en cuanto al diálogo social, mira y no se compromete a nada. Sigue preso de los chantajes de ELA".

P. ¿Cómo está su sindicato de mujeres?

R. Históricamente hemos tenido una secretaría de la mujer, que ha impulsado una mayor presencia, cuantitativa y cualitativa. Tenemos acuerdos estatutarios para que en todos los órganos de dirección la mujer esté representada con al menos el mismo nivel de afiliación que tenga ese ámbito. En Euskadi tenemos tres compañeras con responsabilidades en secretarías de peso.

P. ¿Tres de cuantas?

R. Tres de un total de ocho.

P. En torno al 70% de los trabajadores siguen sin convenio, y este año otro 70% tiene elecciones sindicales. ¿Prevé una primavera caliente?

R. Pues sí. La situación no es buena. Ahora se ha desbloqueado el convenio de Transporte de Mercancías, firmado por CC OO y UGT. Pero la situación es preocupante. La patronal está manteniendo una actitud cerrada y cerril, manteniendo posiciones muy duras en jornada y en cuanto al carácter retroactivo de los convenios que no se han firmado años anteriores. Están fomentando una política muy agresiva de relaciones laborales.

P. ¿Acabar con la ultraactividad de los convenios es una demanda real de la patronal o sólo un amago?

R. Lo está incorporando progresivamente, y este año lo está pidiendo para los incrementos salariales, es decir cuestionando su carácter retroactivo. Esto es una locura, y nos va a llevar a una situación muy complicada. No guarda ninguna relación con la situación real de las empresas. La patronal quiere sacar el máximo partido de la división sindical, pero con su radicalidad está poniendo en peligro el principio de convivencia democrática, algo que ha funcionado durante mucho tiempo.

P. ¿Cuando habla de situación real de las empresas se está refiriendo al crecimiento de los beneficios de las empresas en los últimos años?

R. Claro, es que la postura de la patronal es un intento muy voraz de hace caja y de provocar una crispación muy fuerte en los trabajadores. Va a tener contestación en caso de que sigan por ahí.

P. Las empresas se resisten a conceder mejores condiciones laborales, pero siguen invirtiendo en bienes de equipo.

R. No tiene sentido esa posición, sobre todo cuando todas las tendencias van a reconocer el valor del factor humano en la empresa. ¿Después de cuatro o cinco años sin convenio, qué sentido tiene promover el debate sobre el incremento de productividad o del incremento de rentabilidad? La posición tan cerrada de la patronal es irresponsable.

P. En esa situación, ¿que importancia cobra la desunión de los sindicatos?

R. Creo que es importante la unidad de acción de todo el movimiento sindical. Tenemos acuerdos con UGT y LAB y esperemos que, poco a poco, ELA asuma que no tiene sentido la división sindical.

P. ¿Tan rentable cree que resulta al sindicato mayoritario ELA mantenerse al margen del resto?

R. Responde a un modelo sindical exclusivo y excluyente. Han hecho primar eso sobre las reivindicaciones de los trabajadores. No se puede anteponer el interés de una organización a las necesidades más primarias de los trabajadores.

P. ¿Tiene esperanza en que los órganos de participación social, el CRL o el CES, ayuden a desbloquear esta situación?

R. No, ninguna. Tras el análisis de su funcionmiento que han hecho sus presidentes y los sindicatos, es muy difícil.

P. ¿Qué papel juega el Gobierno en ese esquema?

R. Es un don Tancredo. Mira y no se compromete en nada. Es una irresponsabilidad. Otros debates de carácter político diluyen los de carácter social. Pero, además, el Departamento Empleo y Seguridad Social de Azkarraga no favorece foros de empleo o de seguridad laboral, a pesar de que Euskadi es de las comunidades con más accidentes laborales del Estado. Nosotros y UGT hemos llegado a acuerdos con la patronal, mientras que el Gobierno sigue preso de los chantajes de ELA.

P. ¿CC OO va a favorecer que se contraten EPSV de empresa?

R. Si. Desde la defensa del sistema público, defenderemos que lo que vaya a cobrar el trabajador al final de su vida laboral sea igual al último salario. Si la Seguridad Social le garantiza el 80% es bueno que se asegure el otro 20% a través de sistemas de empleo y colectivos, no individualizados, que tan sólo buscan tratamientos fiscales agresivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50