France Télécom reducirá la plantilla un 8% pese a lograr beneficios récord

La dirección del grupo afirma que el ajuste laboral no afectará a su filial española Amena

France Télécom (FT) reducirá su plantilla en 17.000 trabajadores (8% de la plantilla) antes de 2008 para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. El grupo francés sufre una importante sangría de sus tradicionales abonados de telefonía fija, que optan por ofertas mucho más atractivas ligadas a los servicios de Internet. Pero FT tuvo el pasado año un resultado récord de 5.709 millones de euros, un 89% más que en 2004, y se hizo con la española Amena. Fuentes de la dirección afirmaron que Amena, con unos 2.200 empleados, no se verá afectada por el ajuste laboral.

En ningún caso se producirán despidos, sino que se recurrirá a jubilaciones. "Se trata de proseguir el movimiento actual de disminución natural de efectivos", explicó el director financiero, Gervais Pélissier. En los últimos tres años, la empresa ha eliminado 31.100 puestos de trabajo: 13.100 en 2003, 12.500 en 2004 y otros 5.500 el año pasado. La operadora tiene actualmente unos 200.000 trabajadores en todo el mundo. De ellos, 118.000 están en Francia, país en el que se concentrará casi toda la reducción de plantilla: 16.000 empleos resultantes después de suprimir 22.000 y realizar 6.000 nuevas contrataciones.

Más de un 60% de la plantilla francesa -88.000 trabajadores- tiene la condición de funcionarios, herencia del pasado como empresa pública del grupo de telecomunicaciones y de la dura negociación que impusieron los sindicatos en el proceso de privatización. Los representantes de los trabajadores denunciaron ayer que es precisamente este segmento el que FT quiere reducir. Las acciones de FT subieron ayer un 3% en la Bolsa de París para situarse en 19,16 euros. Durante 2005 los títulos de la operadora cayeron el 23%.

Didier Lombard, que hace un año sucedió al frente de la empresa al actual ministro de Finanzas francés, Thierry Breton, anunció que FT quiere "acelerar la transformación" para adaptarse a los rápidos cambios tecnológicos, concretamente al desarrollo de la transmisión de la voz por Internet.

A lo largo del 2005, explicó, el porcentaje de abonados que pasaban a Internet para realizar sus llamadas era de entre un 2% y un 3% a la semana. "En las últimas seis semanas del año la proporción subió hasta un 12%", dijo. Lombard quiere que los cuadros gestores de FT reaccionen más rápidamente a los cambios en el mercado y que se reduzca el proceso de toma de decisiones. El colectivo de 34 miembros que formaba la dirección se ha reducido a nueve.

El año 2005 fue "histórico" para FT, dijo Lombard, que consiguió un resultado récord de 5.709 millones, un 89% más que en 2004, aunque en parte se debió a operaciones excepcionales, como la cesión del 45% de la filial de páginas amarillas y una reducción de la carga de los impuestos de 850 millones. La facturación creció un 37%, hasta 49.040 millones. Lombard anunció que FT repartirá este año un beneficio de un euro por acción y que en 2006 podría subir hasta 1,2 euros.

Pero los problemas de la operadora salen a la luz cuando se analiza por sectores la evolución del margen operativo bruto. La telefonía fija cae un 3,7% y otro tanto los servicios a las empresas. El negocio de móviles, por el contrario, sube un 3%. En 2005 FT aumentó en un 34% el número de usuarios de sus servicios de telefonía móvil, hasta los 84,3 millones, y el número de clientes de los servicios de acceso a Internet se multiplicó por siete, hasta los 1,8 millones.

Puerta grande

Para FT este ha sido el año de su entrada en el mercado español por la puerta grande con la compra de Amena, que cerró 2005 con 10,3 millones de clientes, un 11% más que en 2004. La operación se valoró en 10.600 millones y el grupo prevé que suponga sinergias este año por valor de 120 millones de euros.

La previsión del aumento de las ventas para 2006 la sitúa el director financiero en un 7%, del que cinco puntos corresponden a Amena. "Tras la compra de Amena no necesitamos grandes adquisiciones en Europa" para alcanzar los objetivos financieros, dijo Lombard, aunque no cerró la puerta a entrar en mercados con fuerte potencial, concretamente citó una operación en Túnez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50