Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez-Mínguez retrata en 'Miradas' a un grupo de artistas

Personajes tan dispares como Rocío Jurado, Miguel Bosé, Mónica Naranjo, Joaquín Sabina, Ana Torroja, Pedro Almodóvar, Julio Iglesias, Tijeritas, Dyango y Pedro Guerra, entre muchos otros, son los protagonistas de la lente de Pablo Pérez-Mínguez (Madrid, 1946), reunidos en Miradas, publicado por la Fundación Autor. Pérez-Mínguez ha partido de un archivo propio con más de 30.000 negativos, en los que aparecen algunas de las figuras más relevantes de la música española de los últimos 30 años.

"Todos los artistas que han sacado un disco y que han pasado por mi estudio están en este libro", manifiesta Pérez-Mínguez, que define su estudio como "una mezcla entre un cabaret y el gabinete del doctor Freud", en donde la complicidad entre el artista y el modelo salta a primera vista. En la fotos con el actor Coque Malla, por ejemplo, el autor escribe: "Me gusta motivar a mis modelos con expresiones de... 'alta tensión'... como si estuviera a punto de suceder algo sorprendente... La complicidad con el joven actor y músico de Los Ronaldos fue absoluta". Y es que la especialidad del mítico fotógrafo, que captó con su lente a sus contemporáneos de la movida madrileña, es el retrato. Suele disfrazar a su objetivo, jugar con carteles, y a través de filtros de color recrea una especie de escenificación, en donde la "improvisación y la espontaneidad" son la base de su trabajo. "A mí me gusta el humor en las fotos. La fotografía es la poesía de la actualidad".

En Miradas también habitan fotos más conceptuales, como las portadas de algunos álbumes del grupo Aguaviva o la segunda imagen que abre el libro, hecha en la Casa de Campo con el músico Luis Gómez Escolar, el diseñador Carlos Serrano y el bajista Panizo, donde los personajes dan vida a una antigua casa de muñecas. El libro, "concebido como si fuera una revista", recoge alrededor de 500 imágenes, que el fotógrafo conserva en su archivo con "especial cariño". Algunos de los protagonistas ya han fallecido, otros han sido modelos y amigos del fotógrafo y otras fotografías pertenecen a artistas que entonces no eran famosos, como son las de Alejandro Sanz y Azúcar Moreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de enero de 2006