Reportaje:

Licencia para matar en Italia

El Parlamento de Roma aprueba una ley de autodefensa doméstica

Los italianos tienen desde ahora el derecho a disparar a quien invada su hogar o negocio con intención de agredir o de robar. La ley de autodefensa doméstica, deseada por la populista Liga Norte, es una de las últimas aprobadas por el Parlamento en la actual legislatura y formará parte de la campaña electoral del centro-derecha. Varios ciudadanos habían sido procesados en los últimos años por herir a ladrones en su propia casa o en un comercio. Tanto la Liga Norte como Forza Italia prometieron que no volvería a suceder.

Hasta ahora, la ley se limitaba a requerir "proporcionalidad" en la respuesta de la persona agredida: sólo estaba justificado matar en defensa de la propia vida. La nueva ley establece que quien es agredido en un "domicilio" podrá utilizar "un arma legítimamente poseída o cualquier otro medio idóneo para defender la propia o ajena incolumidad, y los bienes propios o ajenos". El valor de la vida humana queda, por tanto, equiparado al de los objetos. Pero hay un matiz: el agredido tendrá derecho a responder con violencia "si no hay desistencia y existe peligro de agresión".

La gran mayoría de los jueces y abogados considera que en muchos casos será difícil establecer si hubo o no "desistencia" del asaltante. ¿Debe la persona asaltada advertir al asaltante de que va armada? ¿Debe disparar inmediatamente? ¿Debe esperar unos segundos? Muchos asaltos en hogares y comercios se realizan con poca luz y en escasos segundos. Bastará demostrar que el agresor ha dado un paso atrás o mostrado de alguna otra forma intención de huir para que el ciudadano que utiliza su "derecho a la autodefensa" sea procesado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de enero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50