Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrados dos ingenieros alemanes en una zona insurgente del norte de Irak

Dos ingenieros alemanes fueron secuestrados ayer en la ciudad petrolera de Baiji, una zona de actuación insurgente al norte de Irak, cuando se desplazaban de un cuartel a la fábrica de detergentes en la que trabajan.

Según la policía iraquí, seis hombres armados vestidos de civil los obligaron a salir del coche y los metieron en el maletero de otro vehículo. En cambio, fuentes de la empresa aseguran que los secuestradores llevaban uniforme militar. Junto a ellos viajaban otro alemán, al que tomaron por árabe, y un iraquí, que quedaron libres.

"El Gobierno está haciendo todo lo posible para traer a los rehenes de vuelta sanos y salvos", dijo el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier. Berlín logró en noviembre la liberación de la arqueóloga Susanne Osthoff, quien aseguró después que se había pagado un rescate.

Por otra parte, la reanudación del juicio de Sadam Husein, prevista para ayer, se ha aplazado al domingo, informa Reuters. Un portavoz explicó que muchos testigos aún no habían regresado del peregrinaje anual a La Meca, que finalizó hace 11 días. Otros apuntan a que la verdadera razón es la dimisión del presidente del tribunal, Rizgar Amin, que acusó al Gobierno de ejercer una presión constante, reemplazado por Rauf Abdul Rahman. Alguno de los otros cinco jueces del tribunal está en desacuerdo con esta decisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006