Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV pide reconocimiento para los obreros muertos en marzo de 1976 en Vitoria

El Grupo Parlamentario Vasco del Congreso (PNV) ha presentado una proposición no de ley para que se haga "el justo reconocimiento" y se indemnice a los familiares de los cinco trabajadores que asistían a una asamblea en la iglesia de San Francisco de Vitoria el 3 de marzo de 1976, durante una protesta laboral, y que resultaron muertos por disparos de la policía.

Los hechos ocurrieron durante el mandato de Carlos Arias Navarro como presidente del Gobierno, en el que Manuel Fraga ostentaba la cartera de la Gobernación -hoy Interior-, aunque Fraga declino siempre la responsabilidad política que le achacaron distintos partidos, aduciendo que, en esa fecha, se encontraba de viaje oficial en el extranjero.

El PNV recuerda que se cumple el 30º aniversario de aquellos sucesos y que, por ello, presenta una proposición no de ley "de solidaridad y reconocimiento a las víctimas de la lucha por las libertades y la transición a la democracia".

En la exposición de motivos los nacionalistas vascos señalan que la Ley de 8 de octubre de 1999 estableció los supuestos de solidaridad con las víctimas del terrorismo y que "varios grupos" parlamentarios entendieron que también tenía como destinatarios "a quienes en las postrimerías del franquismo" y en la "transición a la democracia sufrieron daños con ocasión de la reivindicación de derechos fundamentales".

La proposición tiene dos puntos. En el primero se pide al Gobierno que considere "el justo reconocimiento y el carácter de indemnizables para lo supuestos de quienes padecieron actos violentos -o la muerte- por parte de personas vinculadas a los poderes públicos o amparadas en ellos".

En el segundo apartado se insta "específicamente al reconocimiento de quienes fueron víctimas de la violencia institucional en los luctuosos sucesos" ocurridos en Vitoria en marzo de 1976, "para lo que se promoverán y aprobarán las modificaciones normativas que sean necesarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006