Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La luz eléctrica llegó a 154 núcleos rurales en 2005

La luz eléctrica llegó el pasado año a 154 núcleos de población rurales, sobre todo masías y pequeñas agrupaciones agregadas, que hasta la fecha no disponían de conexión con la red eléctrica. El motor ha sido el plan de electrificación rural aprobado por el Departamento de Trabajo e Industria, que encabeza Josep Maria Rañé y que busca combatir la despoblación en el mundo rural.

El plan ha destinado casi 13 millones de euros durante los dos últimos años a subvencionar proyectos. El 25% más de lo que se invirtió en 2002 y 2003, los dos últimos años de Convergència i Unió (CiU) en el Gobierno. Tradicionalmente se hacía llegar el cableado eléctrico a los núcleos rurales, pero el Departamento de Industria también ha optado por instalar placas fotovoltaicas. La Administración catalana subvenciona aproximadamente la mitad del coste de las obras de electrificación, aunque en algunos casos este importe se puede elevar hasta el 80%. El resto va a cargo del usuario.

Únicamente reciben ayudas de la Administración los proyectos destinados a electrificar primeras residencias, así como pequeñas industrias, explotaciones agrarias o negocios, sobre todo relacionados con la restauración o la hostelería.

Entre 2004 y 2005, las principales inversiones se han localizado en la provincia de Lleida, donde se han llevado a cabo 76 actuaciones. Algunos municipios de esta zona que han concentrado más inversiones de este tipo han sido Esterri de Cardós (Pallars Sobirà), Torà (Segarra) y Camarasa (Noguera). En la Cataluña central se han conectado a la red eléctrica 60 núcleos en los dos últimos años. Es el caso de núcleos de población situados en los municipios de Argençola y Rubió en Anoia; Olvan y Gisclareny en Berguedà; Muntanyola en Osona, y Llobera y Pinós en Solsonès.

Para conseguir subvenciones, los interesados tienen que hacer llegar su solicitud a los municipios o a los consejos comarcales, que luego se encargarán de tramitarla. El proyecto está cofinanciado por la Unión Europea.

El plan de electrificación rural seguirá activo este año, ya que aún quedan núcleos de población sin conexión con la red eléctrica. El Departamento de Trabajo e Industria ha presupuestado cuatro millones de euros. En lo que va de legislatura, el tripartito ya ha destinado a este ámbito 10 millones de euros, el 30% más de lo que el Ejecutivo de CiU destinó a esta materia durante su última legislatura, informó un portavoz de Industria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de enero de 2006