Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:Inversión | CONSULTORIO

Rentabilidad con riesgo

En 2005, un año en el que la asunción de riesgo a través de la inversión en Bolsa se ha visto remunerada ampliamente, el inversor medio español ha vuelto a exhibir un perfil conservador. Si analizamos los flujos de dinero que han tenido lugar en los fondos de inversión, observamos que los activos que han captado el interés del ahorrador español han sido los fondos que invierten en activos de renta fija a corto plazo y los fondos garantizados, estrategias con riesgo reducido y que, consecuentemente, ofrecen rentabilidades escasas.

Si nos fijamos en aquellas categorías de fondos de inversión que han visto reducido de forma neta su patrimonio a lo largo del año, nos encontramos con una conclusión relevante: los fondos del mercado monetario sufren una sangría importante mostrando que, aunque conservador, el inversor español rechaza aquellas opciones que no sean capaces de ofrecer rentabilidades que permitan, al menos, mantener el poder adquisitivo de sus ahorros.

En el próximo entorno de menor rentabilidad, el recurso a los derivados se puede configurar como una estrategia acertada

Para 2006 se puede seguir manejando un escenario optimista para la renta variable, gracias al contexto de crecimiento tanto del PIB mundial como de los beneficios empresariales, junto con la ausencia de atractivo relativo en los mercados de renta fija. Ahora bien, no creemos que se vuelva a repetir un curso tan brillante en términos de rentabilidad y sobre todo, advertimos de que podríamos asistir a un repunte de la volatilidad, una característica de los mercados de acciones a la que nos hemos ido desacostumbrando en los últimos meses. Asimismo, también conviene señalar que el comportamiento del índice de renta variable puede ser dispar en la primera mitad del año (alcista) frente a la segunda (bajista) cuando se acumulen las señales de desaceleración en la economía estadounidense. En este entorno de menor rentabilidad, más volatilidad y potencial punto de inflexión en el comportamiento de las cotizaciones, el recurso a los derivados se puede configurar como una estrategia acertada.

Alberto Ruiz y David Cano son profesores de la Escuela de Finanzas Aplicadas. (Grupo Analistas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006