Premio para una camiseta repudiada

Por fin aquella camiseta tan zarandeada por la actual directiva del Athletic de Bilbao -hasta el punto que tras ser aceptada por la UEFA, nunca dejó que se estrenara- ha encontrado un sitio en el podio. Su autor, el pintor Darío Urzay (Bilbao, 1958) recogió ayer el Premio Nacional de Arte Gráfico 2005, que comparte con Joan Hernández Pijoan (recientemente fallecido) y Pedro Calapez.

Precisamente, el jurado valoró, entre otras cosas, las creaciones deportivas de Urzay, "que suponen la ruptura de los ámbitos convencionales de consumo de la imagen gráfica y los soportes". ¿Qué razón le dieron al artista para rechazar que el equipo rojiblanco jugara con esa camiseta? Que a la afición no le gustaba. Como siempre la culpa es de los otros. Pero en este caso la realidad la contradijo: en sólo dos meses que el club estuvo en posesión de los derechos se vendieron 4.500 camisetas. Y hoy se ha convertido en objeto de culto.

Y Urzay, disfrutando uno de sus momentos de gloria: "Mi camiseta se expone nada menos que a pocos metros de los huecograbados de Goya, nunca lo imaginé", contaba entre las solemnes paredes de la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Darío Urzay.
Darío Urzay.RICARDO GUTIÉRREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50