Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autor de un robo muere en su huida por disparos de guardias civiles

El joven F. J. L. S, de 21 años, falleció ayer en Cieza (Murcia) como consecuencia de los disparos realizados por los agentes de una patrulla de la Guardia Civil. Los guardias hicieron uso de sus armas para defenderse después de que un vehículo al que habían dado el alto y que era conducido por el fallecido se dirigiera contra ellos y atropellara a un agente, que sufrió traumatismo y contusiones, según asegura la Delegación del Gobierno en Murcia. Un menor de 17 años fue capturado, y un tercero se dio a la fuga. El fallecido había sido detenido hasta en 12 ocasiones por diferentes delitos.

Los hechos ocurrieron después de que, a las 5.03 de ayer, la Guardia Civil de Cieza fuera alertada de un robo con fuerza en un local en Calasparra cuyos autores se habían dado a la fuga en un vehículo en dirección a la Venta del Olivo. Los ladrones rompieron la verja de entrada, la puerta y la cristalera, sustrayendo 2.500 euros de la caja registradora, 800 de la de cambio y una cantidad de dos máquinas recreativas.

Una patrulla de la Guardia Civil observó la salida del coche de una gasolinera. Los agentes le dieron el alto y el vehículo se dirigió entonces a gran velocidad hacia ellos, atropellando a un guardia. Los agentes dispararon como medida disuasoria. El vehículo paró contra la mediana

de la vía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2006