Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nakhcha, a prisión

El juez Fernando Grande-Marlaska ordenó ayer el ingreso en prisión de Omar Nakhcha, jefe de las dos células de islamistas desarticuladas la semana pasada en Cataluña y Madrid.

Nakhcha negó ante el juez su participación en los hechos que se le imputan. Sin embargo, el magistrado destaca en el auto de prisión que Nakhcha, marroquí residente en Bélgica, "dirige una red terrorista vinculada al Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), dedicada a reclutar muyahidin, dándoles la cobertura precisa para ser trasladados a Irak, con el fin de cometer atentados terroristas", que también podrían realizarse en Europa.

El jefe de la célula de Cataluña era Filali Oulali, quien en mayo de 2004 abandonó España ante el riesgo de ser detenido. Fue sustituido por Mohamed Mrabet Fahsi, quien ya financiaba la citada célula, actuando en la zona de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Dicha célula facilitó a finales de 2003 el traslado a Irak de Belgacem Belli, quien participó en el atentado que causó la muerte a 19 carabineros italianos en Nasiriya (Irak).

La red dirigida por Nakhcha, residente habitual en Bélgica y con ramificaciones en este último país, España, Italia, Alemania, Turquía e Irak, cuenta con otra célula en la zona de Madrid. Esta última tiene un carácter estrictamente operativo, en el sentido de limitarse al reclutamiento de muyahidin, así como a facilitarles documentación falsa con la que poder trasladarse a Irak, según el juez Grande-Marlaska.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2006