Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN CHILE

Bachelet será la primera presidenta de Chile

La candidata de la Concertación de centro-izquierda se impuso al conservador Piñera con el 53,49% de los votos

La socialista Michelle Bachelet, de 54 años, se convirtió ayer en la primera mujer en la historia de Chile que accede a la presidencia del país. Con el 99,71% de los votos escrutados, la candidata de la centroizquierdista Concertación de Partidos por la Democracia obtenía el 53,49% mientras que su rival, el empresario Sebastián Piñera, de la derechista Alianza por Chile, lograba el 46,51%. Los seguidores de Bachelet invadieron las calles de las ciudades del país para celebrar el triunfo nada más conocerse los primeros resultados. Bachelet sustituirá al también socialista Ricardo Lagos el próximo 11 de marzo y se convertirá en el cuarto presidente consecutivo de la coalición que derrotó a la dictadura en 1990.

"Las tareas que le esperan son complejas", aseguró el presidente Lagos

"Porque he sido una víctima del odio, he consagrado mi vida a la tolerancia", dijo la presidenta electa

El presidente saliente, Ricardo Lagos, advirtió que "las tareas que esperan a Bachelet son complejas"

La victoria de Bachelet, pediatra de profesión, separada y con tres hijos y que ha obtenido más votos de los que logró su predecesor Lagos en 2000, es una novedad por varios factores. Se trata de una víctima de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), que fue torturada y después exiliada junto con su madre, mientras que su padre, el general del Ejército del Aire Alberto Bachelet, murió después de ser torturado por sus propios compañeros. Pudo superar la tragedia familiar y de los chilenos, reconstruir su vida, trabajar contra la dictadura y después por los gobiernos democráticos, hasta que logró llegar a ser la candidata para suceder a Lagos.

"¿Quién hubiera dicho hace veinte, diez o cinco años que Chile elegiría una mujer como presidente?", se preguntó la presidenta electa ante miles de personas. "El mundo ha seguido con asombro esta elección y vamos a seguir asombrándolo porque demostraremos que una nación puede volverse más próspera sin perder su alma", añadió. Bachelet rindió homenaje a su padre. "No he tenido una vida fácil pero ¿Quién la ha tenido? Porque he sido una víctima del odio he consagrado mi vida a revertirlo en tolerancia", aseguró la vencedora de las elecciones quien anunció "un Gobierno más participativo" y una "gran alianza entre política y sociedad".

Con su triunfo, la Concertación se convierte en la coalición que más tiempo permanece en el poder en la historia del país. Las televisiones retransmitieron en directo la llamada de felicitación de Lagos a Bachelet. "Estoy muy contento y orgulloso. Las tareas que te esperan son muy complejas, pero tu capacidad va a hacer que tengamos un gran Gobierno. Espero verte para contarte algunas cositas que quedan pendientes", dijo el presidente desde su despacho en el Palacio de La Moneda. Después, en un discurso al país, subrayó que el triunfo de Bachelet "se fundó en su inteligencia pero también en su historia de entrega personal".

Minutos después de conocer los resultados, Piñera comparecía ante sus seguidores para reconocer la derrota. "Quiero felicitar a Michelle Bachelet. Es la primera presidenta de nuestro país y a través de ella quiero felicitar a las mujeres que después de años de esfuerzo y sacrificio llegan al lugar que les corresponde", comenzó el empresario su discurso. Flanqueado por su familia y el líder de la derechista Unión Democrática Independiente (UDI) Joaquín Lavín, Piñera reiteró sus acusaciones al Gobierno de Lagos de haber interferido la campaña electoral. "Lo más doloroso fue una intervención del Gobierno del Estado que ha ido más allá de lo sano y lo prudente en una sociedad democrática". Ofreció hacer una oposición "firme y constructiva" y dijo que la Alianza no renunciaba a ser gobierno algún día. Nada más terminar su discurso, Piñera se dirigió al hotel donde Bachelet celebraba la victoria y salió a saludar con ella a los seguidores de la Concertación, un gesto habitual en Chile que prácticamente no tiene precedentes en el resto del continente.

Entretanto, el equipo de Bachelet celebraba la victoria. Los jefes de la campaña electoral de Bachelet, el senador democristiano Andrés Zaldívar y el ex ministro de Ricardo Lagos, Sergio Bitar, del Partido por la Democracia, comparecieron ante la prensa. Zaldívar agradeció a los votantes y a quienes trabajaron por la candidata. Bitar afirmó que Bachelet es la primera mujer elegida en Sudamérica. Reconoció que el respaldo alcanzado era más amplio que el previsto, "indispensable para el desafío de 2010 [bicentenario de Chile], con una economía y un país con un rostro humano", y agradeció a las mujeres por el respaldo que dieron a la presidenta electa.

La victoria de Bachelet fue rotunda. De las trece divisiones administrativas de Chile -doce regiones y la Región Metropolitana de Santiago- la candidata se impuso en 12. En dos regiones, Bachelet superó el 60% y Piñera sólo venció en la Araucanía, al sur de la capital chilena, el feudo de los indígenas mapuches que reclaman reconocimiento constitucional, donde históricamente el voto ha sido de derecha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2006