El número de tarjetas sanitarias en Cataluña roza ya los 7,2 millones

Salud reorganizará las maternidades por la llegada de inmigrantes

El número de tarjetas sanitarias en Cataluña aumentó el año pasado en 90.844, hasta situarse en 7.196.168. La gran mayoría de las nuevas incorporaciones son jóvenes inmigrantes y recién nacidos en estas familias, lo que ha obligado al Departamento de Salud de la Generalitat a reorganizar los servicios de maternidad de los hospitales.

La consejera Marina Geli explicó que este incremento de usuarios afectará también a los servicios de atención primaria y de pediatría por tratarse de población joven. En su opinión, este colectivo de nuevos beneficiarios "gasta poco en medicamentos" y su alta en la sanidad pública no incrementará las listas de espera porque, como pacientes jóvenes, no presentan patologías que requieran intervenciones quirúrgicas.

Más información

Salud prevé que en los próximos meses continuará esta tendencia alcista de usuarios porque se producirá la reagrupación familiar de muchos de los inmigrantes que han regularizado su situación en Cataluña tras el último proceso, en el que por primera vez se podía presentar la tarjeta sanitaria para acreditar la residencia. Este documento se concede a quien esté empadronado, por lo que Geli aseguró que la cifra de casi 7,2 millones de tarjetas se aproxima mucho a la población real de Cataluña. Al acabar 2004 había 7.105.324 tarjetas, y un año antes, 6.926.444.La consejera de Salud, Marina Geli, considera que la cifra de casi 7,2 millones de personas usuarias de la salidad pública "es la Cataluña real", aunque admitió que la población puede ser ligeramente superior porque todavía quedan ciudadanos que, por ignorancia, no reclaman la tarjeta sanitaria para no desvelar la situación irregular en la que se encuentran. En este sentido, la consejera advirtió de la "contradicción" de la actual Ley de Extranjería, en el sentido de que se puede tener tarjeta sanitaria para ser atendido en cualquier centro sanitario -la Administración considera la prestación sanitaria un derecho fundamental de la persona con independencia de su situación legal- y, al tiempo, poder ser expulsado de España.

Geli aprovechó la presentación de las cifras de usuarios sanitarios para afirmar que "una de las cuestiones que se debaten en el marco del Estatut es que se reconozca la población real de Cataluña y que los recursos económicos sean de acuerdo con esta realidad". En la actualidad, el Departamento de Salud gasta una media de 1.009 euros por persona al año.

Por otra parte, el teléfono de información pública Sanidad responde ha recibido 2.830 llamadas sobre la ley contra el tabaco desde el 28 de diciembre, según las cifras facilitadas ayer por la Generalitat. Curiosamente, sólo 15 de esas consultas telefónicas solicitaban información sobre métodos para dejar de fumar y otras 1.197 se realizaron entre el 18 y el 31 de diciembre. La ley no entró en vigor hasta el 1 de enero.

La inmensa mayoría de las consultas (1.543) fueron sobre la propia normativa de la ley antitabacoi y para esclarecer dudas sobre su aplicación. Se produjeron también otras 670 consultas relativas a bares y restaurantes y otras 496 llamadas telefónicas estaban relacionadas con la rotulación de los establecimientos. También se realizaron 23 comunicaciones para exponer quejas.

La consejera Marina Geli explicó que la Generalitat ha realizado 68 inspecciones a diversos establecimientos para velar por el cumplimiento de la ley. La gran mayoría de ellas (60) se llevaron a cabo en Girona y tenían como objetivo controlar la venta de tabaco en supermercados y en estaciones de servicio de la zona limítrofe con la frontera de la Jonquera. En concreto, se inspeccionaron 45 supermercados y 13 gasolineras, además de un quiosco y una pastelería. Ninguna de las inspecciones finalizó con sanción.

En Barcelona se han realizado también hasta ahora ocho inspecciones, cuatro de ellas en gasolineras y las restantes en establecimientos diversos. La consejera Geli considera que lo más importante de esta ley es que está prohibido fumar en el centro de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50