India registra medio millón de abortos selectivos al año desde 1985 para evitar que nazcan niñas

Al menos medio millón de mujeres de India que esperaban una niña han abortado sin causa médica que lo justifique cada año durante las últimas dos décadas, según un estudio que publica hoy la revista The Lancet. Ello quiere decir que se han eliminado 10 millones de fetos de hembras en 20 años.

El trabajo se ha basado en los datos de población, y ha descubierto que la proporción entre menores de seis años era en 1981 de 962 niñas por cada mil niños; en 1991 de 945 y en 2001 de 927. Lo normal, si no interviene un aborto selectivo de niñas, es que nazcan alrededor de 960 niñas por cada mil varones.

El trabajo muestra que el llamado aborto selectivo es una realidad en India. La interrupción del embarazo femenino se acrecienta si la pareja ya ha tenido una hija antes. Entonces, la tasa de recién nacidas baja a 759 por cada mil varones. Si los dos primeros hijos eran niñas, la proporción se reduce aún más: 719 nacimientos de niñas por cada mil niños.

Más información
"Cambio hermana por futura esposa"

La causa no está en la naturaleza, advierten los autores del trabajo, de la universidad de Toronto (Canadá) y del Instituto de Educación e Investigación Médica de Chandigarth, en India. Existen factores que determinan que un feto sea niño o niña, como la ingesta de calorías por la madre, la presencia de una infección por hepatitis B o el tabaco, apuntan los autores del estudio, pero ninguna de ellas -ni su combinación- justifican un desequilibrio como el detectado en India y otros países de Asia, como China.

Además, si hubiera una causa natural, se repetiría en todos los hijos de una pareja. Sin embargo, el estudio ha demostrado que la probabilidad de que una mujer aborte de una niña es mayor si ya ha tenido hijas antes. Los estudios realizados en otros países, como Noruega, indican que el sexo del segundo hijo de una pareja no está condicionado por el del primogénito.

India intentó evitar los abortos de niñas en 1996 prohibiendo la realización de ecografías, pero obviamente esta medida no ha servido. "Existen pruebas de que el acceso a los ultrasonidos está muy extendido, incluso en las áreas rurales", afirman los autores del artículo.

El motivo del desequilibrio en el nacimiento entre el número de niños y niñas es, por tanto, cultural: los padres que saben que van a tener una niña prefieren abortar para evitar tener que pagar en el futuro la dote de la boda de su hija. Si la hija no se casa, será una carga -y probablemente una deshonra- para la familia durante toda la vida. Además, un niño resulta de más ayuda en el campo, afirman.

Hay otros factores que determinan que el aborto selectivo de embriones femeninos sea más frecuente, como el nivel cultural. La tasa más baja de nacimientos de niñas (683 por cada mil varones) se da precisamente entre las madres con mayor nivel cultural, que tienen un acceso más fácil a las tecnologías que permiten conocer antes el sexo del bebé. En cambio, las analfabetas se acercan más a la media natural, con 869 nacimientos de niñas por cada mil niños. India no es el único país donde se practican los abortos selectivos. Se calcula que en todo el mundo faltan 100 millones de niñas, abortadas o dejadas morir al poco de nacer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS