Al menos 20 peregrinos mueren en el derrumbe de un hotel en La Meca

El Gobierno saudí prevé que 2,5 millones de fieles llegarán a la ciudad antes del domingo

Un hotel de cinco plantas situado a 60 metros de la Gran Mezquita de Bab al Salam de La Meca se derrumbó ayer, lo que causó la muerte de al menos 20 personas y heridas a 39. Se trata, al parecer, de peregrinos que habían llegado a la ciudad santa para efectuar su peregrinación anual del Haj, que conmemora la huida del profeta Mahoma y es uno de los cinco pilares de la fe musulmana. La cadena de televisión qatarí Al Yazira eleva el número de muertos a 23.

Más información
Asciende a 76 el número de muertos en el derrumbe de un hotel en La Meca

Un testigo de nacionalidad francesa, Abderramán Ghul, también confirmó que había visto 23 cuerpos sin vida. "Todo comenzó con un incendio en el edificio. Un helicóptero empezó a arrojar agua sobre el edificio y al poco tiempo éste se derrumbó". Ghul informó de que el hotel no se encontraba lleno en el momento del hundimiento porque muchos de sus inquilinos se encontraban orando en la gran mezquita. Un portavoz del Ministerio del Interior de Arabia Saudí, Mansur al Turki, dijo que la policía investigaba lo sucedido. La mayoría de los residentes del hotel Al Ghaza, un modesto edificio de cinco plantas, proceden de Egipto, Túnez y Emiratos Árabes.

Cada año millones de fieles musulmanes procedentes de todo el mundo acuden a La Meca en peregrinación. El día más importante será el lunes, que marca el inicio de Eid al Adha (día grande de la pascua musulmana y que marca el inicio de una festividad de cuatro días).

Las autoridades saudíes esperan que más de dos millones y medio de personas lleguen a La Meca antes del domingo, de los cuales uno ya se encuentra en la ciudad santa. El número de fieles no ha dejado de aumentar en los últimos 15 años. Durante este tiempo, el Gobierno saudí, cuyo reino es el custodio de los santos lugares, ha gastado millones de dólares para mejorar las instalaciones hoteleras, los medios de transporte y los servicios médicos para los considerados "invitados de Alá".

Esta masiva concentración de peregrinos en pocos días ha provocado varias tragedias en los últimos años. La más grave sucedió en 1990 cuando 1.426 personas perdieron la vida en una estampida ocurrida en un túnel de acceso a los santos lugares de La Meca.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS