Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre afirma que suprimirá el Consejo Audiovisual de Madrid

El organismo tiene poder para vigilar la "veracidad" de las noticias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, del PP, anunció ayer que va a suspender el Consejo Audiovisual regional, creado en 2001 por su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón. Aguirre considera antidemocrático que un "órgano político" decida sobre la "veracidad y objetividad" de las informaciones emitidas, una capacidad que también posee el Consejo Audiovisual de Cataluña y que ha desatado una agitada polémica tras conocerse un demoledor informe del organismo catalán contra la Cope.

Aguirre aseguró en rueda de prensa que llevará a la Asamblea regional un proyecto de ley para "suprimir" la existencia del Consejo Audiovisual, "en cuanto se abra el periodo de sesiones" el próximo febrero. "Aquí la libertad de expresión se controla a través de los órganos jurisdiccionales", subrayó.

Sin embargo, el pasado 22 de febrero Aguirre anunció ante una nutrida representación del sector audiovisual que pretendía modificar el consejo para reforzar sus competencias y que su composición fuera "plural e independiente".

La eliminación anunciada implica suprimir el capítulo cuarto de la Ley de Contenidos Audiovisuales y Servicios Adicionales de 2001, donde se regula el Consejo Audiovisual y la Comisión Técnica, y adaptar el resto de la ley, según precisaron fuentes del Gobierno regional. La modificación permitirá mantener las mismas obligaciones que impone esa ley a los operadores, en cuanto al contenido de la programación que emiten.

Eso incluye el principio general de "objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones" que impone el artículo 7 e) al sector audiovisual. La misma obligación rige en su ámbito para el Consejo Audiovisual de Cataluña.

La ley todavía vigente en Madrid define al consejo como órgano de "participación, asesoramiento y vigilancia" del contenido de las televisiones y radios. Está presidido por el vicepresidente regional, Ignacio González, e integrado por tres diputados de la Asamblea (uno por cada grupo político, PP, PSOE e IU).

También participan en él cuatro directores generales del Gobierno regional, la titular del Gabinete técnico de la Oficina del Defensor del Menor, Carmen González, la representante de las organizaciones de consumidores y usuarios Ana Echenique y el jefe de servicio de Radiodifusión y Televisión, José Ramón Álvarez Balboa.

Sin embargo, no ha tenido actividad en esta legislatura, como recordó Aguirre. En la anterior, se reunió en ocho ocasiones (la última el 22 de abril de 2003). En ese periodo no ejerció su facultad de sanción -multas de hasta 601.000 euros-, pero sí hizo una recomendación a la cadena autonómica Telemadrid para que modificara el horario de la serie de dibujos animados Shin Chan.

Miguel Ángel Sacaluga, secretario de Comunicación del Partido Socialista de Madrid, calificó ayer de "escandaloso" el hecho de que se vaya a suprimir el consejo. "Aguirre nunca ha creído en la existencia de autoridades independientes que puedan cuestionar la falta de pluralismo y libertad de expresión que existen en la actualidad", afirmó.

Sacaluga criticó que el PP haya "asfixiado" el consejo, "al no dotarlo de medios y de una sede para su funcionamiento". Y recordó que cuando Aguirre concedió hace unos meses las licencias de televisión local digital terrestre no tuvo en cuenta la opinión de este órgano. "Ignorando que la ley le obligaba a solicitar un informe del Consejo Audiovisual, como dijimos en su día", recalcó.

Desde las filas de IU, el coordinador general de Madrid, Fernando Marín, se mostró sorprendido por el anuncio. "Tras los acontecimientos vividos este verano con las televisiones locales estábamos convencidos de que [Aguirre] desconocía su existencia", ironizó. Marín abogó por modificar el consejo, para que sea "verdaderamente independiente" y cambiar su composición, con "personas de reconocido prestigio en la materia, elegidas por la Asamblea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 2005