La policía resuelve dos homicidios al detener a 33 'latin king' en Madrid

Decomisadas armas y documentación a los integrantes de estas bandas

La policía de Madrid ha detenido a 33 miembros de dos bandas violentas de Latin King, a los que implica en los homicidios de dos jóvenes de sendas pandillas del grupo al que consideran sus archienemigos: los Ñetas. Los crímenes resueltos son los de un menor ecuatoriano de 16 años, apuñalado en la plaza de Fernández Ladreda el 16 de septiembre, y el del dominicano Jimmy Junior Ureña del Villar, de 18 años, que también falleció tras ser acuchillado en la plaza de la Reverencia el 5 de noviembre, ambos en la capital.

La mayoría de los detenidos se encontraba en situación irregular en España (en torno al 40%), ronda los 16 y 18 años y son de nacionalidad ecuatoriana, dominicana y colombiana. Casi todos ellos habían sido detenidos con anterioridad a causa de diferentes motivos como homicidio o tentativa del mismo, lesiones, riñas tumultuarias, amenazas y daños.

Las investigaciones las han realizado agentes de las Brigadas Provinciales de Información y Policía Judicial de Madrid, que han cruzado los datos que tenían en sus diferentes archivos. Las pesquisas han sido muy lentas y exhaustivas ya que se han logrado desarticular los dos grupos implicados en sendos homicidios. Los agentes han localizado a sus integrantes, los líderes actuales, los domicilios y los lugares que frecuentaban, además de sus características físicas, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los investigadores se centraron en unos 70 integrantes de los Latin King y un número similar de Ñetas hasta que han logrado desarticular los capítulos (secciones) denominadas Azteca y Viracocha. Los arrestos han permitido incautar la documentación y los sistemas de financiación de estos grupos, que pagan hasta tres euros al mes para financiar los abogados con que cuentan.

Nueve 'reyes'

La policía ha logrado detener a nueve reyes (máximos mandatarios) de ambos grupos y todos los integrantes que hay debajo de ellos. Entre los arrestados también se halla alguna chica menor de edad, que participó activamente en las agresiones que acabaron con ambas muertes. La policía de Madrid tiene identificados a unos 800 integrantes de bandas latinas violentas y a otros 800 jóvenes en estudio que pudieran integrarse en breve.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El primer homicidio se produjo la noche del 16 de septiembre, cuando la víctima fue mortalmente apuñalada en la plaza de Fernández Ladreda. El menor se encontraba con otras tres personas esperando un autobús, cuando un grupo de unos 10 chavales se acercó a ellos y empezó a preguntar si eran Ñetas. Antes de que pudiera contestar, uno de los jóvenes del grupo sacó un cuchillo de cocina y le asestó varias puñaladas en la espalda. Los agredidos salieron corriendo, pero al final les cogieron junto a la calle de Antonio Leyva, donde se ensañaron con más patadas y puñetazos. La víctima murió casi en el acto.

El segundo homicidio ocurrió al filo de la medianoche del sábado 6 de noviembre, cuando un joven dominicano falleció tras recibir varias puñaladas que le asestaron un numeroso grupo de Latin King. La agresión se produjo por el ataque previo que sufrió un miembro de esta banda, Daniel Geovanny F. B., que se reunía por aquellas fechas en la plaza de Bami (en el distrito de Ciudad Lineal). Por eso, los latin organizaron una caza, con la que pretendían vengar la agresión.

Para ello formaron cuatro grupos que iban muy armados. Uno de ellos localizó a un joven al que asestaron numerosas puñaladas. El hecho es que este joven no estaba adscrito a ninguna banda juvenil, según la policía.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS