La Navidad es un cuento | LETRAS DE NAVIDAD

El poeta y la lechuza

Brilla la luna y la lechuza, que hasta esta tarde estuvo viviendo en las ruinas del castillo, se posa sobre la rama del olivo y se queda pensando en sus cosas, que son muchas y tristes.

-No se inquiete usted, señoría -le pide el poeta, acercándose silenciosamente por detrás-. No pretendo darle un garrotazo. Ya sé que algunos colegas dan los garrotazos con sus poemas, es cierto, pero eso es harina de otro costal. Lo único que yo quiero ahora es hablar un ratito con usted.

-Lo siento, pero no me seduce la idea -le contesta la lechuza, volviendo la mirada a otro lado-. Me dirá usted que es Nochebuena y que ésta es una noche ideal para que los hombres -incluidos los animales- dialoguen entre sí y olviden sus diferencias, pero no creo que usted y yo podamos entendernos nunca, ni siquiera durante estas fechas en las que se repiten tantos tópicos. Yo soy una criatura de la noche y usted ama el sol y las flores. No se ha comido un ratón vivo en toda su vida. No hay pues solución. Sé que no nos entenderemos. Nuestros respectivos puntos de vista son diametralmente opuestos.

El poeta no insiste, y se retira tristemente a su rincón. Esta noche ha encontrado un nuevo motivo de infelicidad.

Javier Tomeo (Quicena, Huesca, 1935) acaba de publicar Doce cuentos de Andersen contados por dos viejos verdes (Cahoba).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de diciembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50