Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Carmen, "un salón de té"

Una veintena de colectivos sociales rechazan la especulación en el barrio del Carmen con grafitis, música y 'performances'

"Quieren convertir el Carmen en un gigante salón de té, sin gente joven", comentaba ayer Guillermo, uno de los muchos grafiteros que acudieron a la calle Alta, en pleno corazón del barrio más bohemio de Valencia. Convocados por una veintena de organizaciones cívicas y colectivos alternativos, cientos de personas celebraron una jornada -Pintem tots- en favor de la libertad de expresión y en contra de la especulación que afecta a este barrio en los últimos años.

Se programaron varias actividades, pero la más visible de todas ellas fue la de pintar en los muros y vallas que rodean los solares del barrio. Hacia las nueve de la mañana empezaron a llegar los grafiteros para encalar las paredes de los solares y después esbozar auténticas obras de arte urbanas. Según testigos presenciales, varios vehículos de la Policía Local cachearon a algunos de los presentes y se llevaron algunas mochilas cargadas con sprays. Una persona fue retenida por los agentes, que luego fue liberada. "Últimamente nos están puteando", añadió otro de estos artistas urbanos. Según el colectivo, antes era posible estampar estas creaciones cien por cien urbanas en los muros de los solares, "pero hace poco una patrulla enganchó a un grafitero y avisó de que iban a blanquear todos los muros de la ciudad y no se podrían hacer más grafitis".

Con la excepción de estos momentos de tensión, la jornada transcurrió en un tono lúdico festivo. A mitad de la calle Alta se colgó el Muro de la Resistencia, una inmensa tela con poemas y adhesiones recibidas a través de Internet a esta convocatoria. La fiesta siguió a lo largo de la tarde con actuaciones musicales y performances.

Entre las pintadas que se han realizado a lo largo de la mañana figuran algunas en contra de la violencia doméstica y sobre la especulación urbanística. Los organizadores han resaltado que con estos actos se pretende lograr "una comunicación transformadora que renueve palabras dignas, como solidaridad, apoyo mutuo y justicia social". La iniciativa fue un éxito porque no quedó ni un palmo en blanco. Han dado soporte a esta iniciativa Poesiasalvaje, Ateneo al margen, Espai Alternatiu, barriodelcarmen.net, CNT, Endavant, Revolta, Subestación de Patraix, Per l'Horta y Salvem El Botànic, entre otras muchas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2005