Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro estrena '¡Oído cocina!', un proyecto solidario con Intervida

Un grupo de jóvenes problemáticos colaboran para abrir un restaurante

La cadena generalista Cuatro estrena esta noche el programa ¡Oído cocina! (21.55), un proyecto solidario realizado en colaboración con el grupo audiovisual Grundy y la ONG Intervida en el que 15 jóvenes con problemas de adaptación social se embarcan en la aventura de poner en marcha, desde cero, un restaurante. El encargado de formar un equipo capaz de diseñar y gestionar el nuevo establecimiento es el cocinero Diego Ferrer.

Para algunos será una escuela; para otros, un hogar; para todos, una puerta a su integración plena en la sociedad. Con este objetivo arranca el nuevo programa de Cuatro ¡Oído cocina!, que durante ocho semanas seguirá las evoluciones de un grupo de 15 jóvenes cuyo fin consiste en poner en marcha un restaurante.

La cadena comienza con esta iniciativa solidaria, desarrollada en colaboración con la productora audiovisual Grundy y la ONG Intervida -que realiza su primer proyecto de estas características en España-, su andadura en el formato de la telerrealidad. Pero, como señaló Fernando Jerez, director de Antena de Cuatro, éste es "un proyecto especial, ya que se aborda desde un punto de vista diferente a la telerrealidad que se ha hecho en este país, porque damos la oportunidad a 15 personas con dificultades no de buscar la fama a cualquier precio, sino simplemente aprender una manera de trabajar y darle una salida en el mercado laboral".

El chef Diego Ferrer, curtido junto a los prestigiosos cocineros Juan Mari Arzak y Sergi Arola, está al frente de un equipo compuesto por dos profesores de cocina, un jefe de sala y un trabajador social. En sus manos tendrán la difícil tarea de conseguir que un grupo de jóvenes sin aparentes perspectivas pueda construirse un futuro.

Historias difíciles

Los chicos y chicas embarcados en este proyecto aprenderán a lo largo de dos meses todo lo imprescindible para trabajar y gestionar un restaurante. También recibirán las herramientas básicas de superación, disciplina, convivencia y dedicación necesarias para trabajar en el peldaño más alto de la hostelería.

Los jóvenes seleccionados tienen orígenes e historias muy distintas. Uno de ellos está en libertad condicional, otra es madre soltera con dificultades, varios tienen antecedentes por delitos menores y pocos poseen expedientes escolares ejemplares. Más de 180 ONG especializadas en trabajar con personas conflictivas han puesto su grano de arena en la selección de los 50 candidatos, de entre los más de doscientos que concurrieron a la primera convocatoria.

El programa mostrará su trabajo y su proceso de preparación y se adentrará en sus domicilios para retratar algunos aspectos familiares. Paralelamente a la formación de los alumnos, los espectadores asistirán a la búsqueda del local en el que se abrirá el restaurante, los trabajos de reforma, la elaboración del menú y los estudios de rentabilidad del establecimiento, que abrirá sus puertas a mediados de enero en el popular barrio madrileño de Chueca. Los beneficios económicos de esta iniciativa los dedicará Intervida a realizar nuevos proyectos en países del Tercer Mundo.

Además de la emisión de los viernes, Cuatro ofrecerá, de lunes a viernes, resúmenes diarios de lo que ocurra en la escuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de diciembre de 2005