_
_
_
_

El 85% de los trabajadores siguió por segundo día la huelga de la sanidad privada

Unos 1.500 profesionales se concentraron para reivindicar mejores condiciones laborales

Por segundo día consecutivo, la sanidad privada estuvo ayer prácticamente paralizada. De los 12.000 profesionales del sector, el 85% secundó la huelga a la que fueron llamados, según los sindicatos convocantes (CC OO, UGT y SATSE). Hoy habrá una tercera jornada de paros, aunque los representantes sindicales anticiparon que seguramente habrá más movilizaciones "ante la falta de respuesta de la patronal". Unos 1.500 trabajadores se manifestaron para pedir que se homologuen sus condiciones laborales con las de sus compañeros de la sanidad pública, que según ellos trabajan menos y cobran más. Cientos de pruebas e intervenciones quirúrgicas fueron suspendidas ayer.

La jornada discurrió muy tranquila en la mayoría de los 250 hospitales privados y clínicas dentales de la región. Si el lunes a algún usuario los paros le pillaron desprevenido, ayer estaba sobre aviso, y sólo acudieron a los centros quienes tenían garantizado que se les iba a realizar su prueba.

Como sucedió el pasado lunes, lo más afectado fueron las intervenciones quirúrgicas programadas y las pruebas, tanto de radiología como analíticas. Los sindicatos cifraron el respaldo a la huelga en torno al 85% por segundo día consecutivo. "Nos sentimos fuertes, respaldados por los trabajadores", resumió Margarita Endériz, portavoz de CC OO.

Los trabajadores se concentraron para protestar por sus condiciones laborales frente a la clínica El Rosario, en la calle de Príncipe de Vergara (distrito de Salamanca). Acudieron unos 1.500, que cortaron el tráfico en sentido sur. Los convocantes calificaron de "éxito" la manifestación. Cada sector de profesionales tenía unas reivindicaciones particulares, pero todos exigieron a una voz "la equiparación con los de la [sanidad] pública". Los trabajadores piden más dinero y menos horas de trabajo.

En cifras, esto se traduce en que una enfermera, por ejemplo, "gana 1.680 euros en la pública y 960 en la privada", según explicaba, entre gritos, Laura González. Más datos: "A los fisioterapeutas ahora está de moda hacerles autónomos. Las clínicas llegan a pagar 1,80 euros la hora menos impuestos", explicó Carlos López.

"La pelota está en el tejado de la patronal", según Miguel Ángel Sierra, portavoz de UGT. Tras la huelga de hoy, los trabajadores tendrán que decidir futuras acciones de protesta en una asamblea fijada para el martes 27.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_