El Ayuntamiento y la Junta negocian el coste de peatonalizar la vía de la fachada de San Telmo

El proyecto, de alrededor de 1,8 millones, obliga a reordenar el tráfico de esta zona de Sevilla

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla negocian compartir el coste de la peatonalización de la fachada del Palacio de San Telmo. La sede habitual de la Presidencia del Gobierno andaluz, actualmente cerrada por obras, quedará unida a los Jardines del Cristina mediante un andén peatonal que incluirá los restos de una calzada romana hallada delante del palacio durante la construcción de un aparcamiento subterráneo. El cierre al tráfico de la avenida de Roma, que recorre la fachada de San Telmo, obligará a cambiar la circulación de la zona. El Ayuntamiento quiere que las dos administraciones se repartan al 50% el coste de las obras, que ronda los 1,8 millones de euros.

El Ayuntamiento de Sevilla ya presentó hace más de un año la unión de la fachada de San Telmo con los Jardines del Cristina como la primera fase de la peatonalización del centro histórico. Los planes municipales pasan por prolongar en los dos próximos años esta vía peatonal a lo largo de la avenida de la Constitución, la que discurre por la fachada de la Catedral, hasta la Plaza Nueva, donde se ubica la sede del Ayuntamiento. La construcción del andén de San Telmo estaba prevista para hace más de un año, pero, según el delegado municipal de Gobernación, Francisco Fernández (PSOE), se ha retrasado para negociar su financiación con la Junta por entender que el palacio saldrá ganando con esta operación. "Se dignifica aún más la sede de la Presidencia de la Junta", señala Fernández.

El concejal de Gobernación sostiene que las dos administraciones ya han alcanzado un "preconvenio" para pagar a medias los 1,8 millones de euros en los que el Ayuntamiento ha presupuestado la obra. Fuentes del Gobierno andaluz señalan que la Gerencia de Urbanismo y la Dirección General de Patrimonio de la Junta han mantenido conversaciones sobre el proyecto y reconocen que, por parte de la Administración autonómica, hay "buena disposición", pero niegan que las negociaciones estén lo suficientemente avanzadas como para concretar una cuerdo. La intención del Ayuntamiento es que las obras empezaran justo después de la próxima Semana Santa.

El proyecto elaborado desde el Ayuntamiento contempla repavimentar la acera de delante y alrededor del palacio con losas de granito gris, mientras que el asfalto de la calzada se cambiará por adoquines y losas de granito gris y negro. En el tramo más próximo al Hotel Alfonso XIII el proyecto prevé recuperar los restos de la calzada romana que se halló en el subsuelo de esta avenida hace cuatro años durante la construcción de un aparcamiento subterráneo. El vestigio, que se extrajo para garantizar su conservación, quedará integrado en el nuevo andén y volverá a ser transitable veinte siglos después.

El cierre al tráfico de la avenida de Roma, una de las vías más utilizadas para entrar y salir del centro, obligará a reordenar el tráfico de la zona. El plan elaborado por el Ayuntamiento contempla, según Fernández, invertir el sentido de la calle Almirante Lobo, que llevará de la Torre del Oro a la Puerta de Jerez, cuya fuente central, "probablemente", funcione como glorieta para que los residentes y los vehículos de carga y descarga puedan entrar en la avenida de la Constitución. Asimismo, el plan afectará a dos bocas del aparcamiento público subterráneo que hay bajo los Jardines del Cristina. Según Fernández, el Ayuntamiento estudia "anular" la que está ante el Hotel Alfonso XII, ya que ese tramo casi quedará sin tráfico; mientras que la ubicada en la calle Almirante Lobo, que ahora sirve para salir del garaje, se empleará para entrar.

La función que actualmente cumple la avenida de Roma recaerá, en su mayor parte, sobre la calle la Rábida, la trasera de San Telmo, que actualmente funciona más como aparcamiento de autobuses turísticos que como vía de circulación. El Ayuntamiento planea trasladar estos autobuses al entorno del Prado de San Sebastián.

Una vez que se salven estos obstáculos, el proyecto permitirá cumplir, según Fernández, con un doble objetivo. "Va a enaltecer la sede de la Presidencia de la Junta. Pero supone también una apuesta decidida por la peatonalización del centro", afirma el concejal. El transporte público, según Fernández, se verá beneficiado porque los autobuses y taxis que lleguen al centro desde el lateral de San Telmo (calle Palos de la Frontera) ya no se toparán con el atasco habitual de coches por la avenida de Roma. En cambio, el vehículo privado tendrá que dar un rodeo considerable para acceder al casco histórico. Desde el Ayuntamiento no se esconde que el objetivo es que los que prefieren moverse siempre en coche "acaben desistiendo".

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción