El Congreso de EE UU acuerda prorrogar la Ley Patriótica

El conjunto de medidas antiterroristas aprobado tras los atentados del 11-S y conocido como Ley Patriótica, que iba a expirar a finales de año, podrá ser prorrogado gracias al acuerdo al que se llegó ayer para conciliar los proyectos de la Cámara de Representantes y del Senado. De los 16 capítulos de la ley, 14 se renuevan de forma permanente con pocos cambios. Los otros dos, que habían suscitado más polémica, quedan prorrogados por cuatro años, como votó el Senado, y no por 10, como quería la Cámara. Seis senadores -tres republicanos y tres demócratas- deben aún decidir si bloquean la renovación de la ley.

Una de las dos provisiones es la que permite el acceso al historial de usuarios de bibliotecas públicas, de pacientes de hospitales o de operaciones financieras y comerciales. La ley permite a la policía conseguir de manera secreta permisos judiciales; a partir de ahora se debe presentar un pliego que justifique la relevancia de la información deseada en el curso de una investigación, y un juez debe aprobarlo.

También cambia la facultad del FBI de enviar las abusivas cartas nacionales de seguridad para obligar a las empresas a entregar información de clientes sin mandamiento judicial. Ahora, las cartas pueden ser objetadas ante un tribunal y los que las reciben tienen derecho a asesoría legal. Se prorroga por cuatro años otra provisión que permite una sola autorización judicial para varios controles informativos sobre una misma persona (teléfono fijo, Internet, móvil).

"Es una ley equilibrada; el resultado no es perfecto, pero la ley es razonablemente buena", según Arlen Specter, el republicano que preside el Comité Jurídico del Senado. El debate sobre la renovación de la ley empezó en julio y fue objeto de acalorados debates, en un contexto muy diferente al de octubre del año 2001, cuando se aprobó casi por unanimidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS