Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y agricultores sellan un acuerdo para compensar la subida del combustible

El pacto recoge la devolución del impuesto y la implantación del gasóleo profesional en 2009

El Ministerio de Agricultura y las organizaciones agrarias COAG y UPA (Asaja se desmarcó) firmaron ayer un acuerdo por el que se establecen las medidas para compensar al sector por la subida de los precios del gasóleo en el último año. El compromiso supone un montante global de ayudas de casi 400 millones de euros que los agricultores recibirán por ayudas fiscales. El sector agrario, por primera vez, ha logrado la devolución del impuesto especial de hidrocarburos y que se implante a partir de 2009 el gasóleo profesional que constitutía una reivindicación histórica.

El secretario general de COAG, Miguel López, calificó el acuerdo como un compromiso histórico y el mejor logrado por el sector agrario en los últimos años por el establecimiento de medidas estructurales. Para el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, se trata de un acuerdo equilibrado del que se van a beneficiar todos los agricultores. La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, señaló su satisfacción por un compromiso que respeta las reglas de juego comunitarias y tambien los intereses del resto de los ciudadanos.

Este acuerdo pone fin a unas negociaciones que se iniciaron el pasado 4 de noviembre y que han supuesto más de 50 horas de reuniones, aunque una buena parte de esas horas fue tiempo muerto de recesos solicitado por Agricultura para evacuar consultas con Economía y Hacienda. Agricultura mantuvo hasta el final su oferta global de 394,2 millones de euros, aunque aceptó modificaciones en la distribución de los conceptos de ayuda.

Ausencia de Asaja

Asaja, tal como había anunciado su presidente, Pedro Barato, al término de la anterior reunión negociadora, no acudió a la sesión de ayer al no haberse producido por parte de la Administración ninguna contraoferta en relación con el IVA percibido en la venta de los productos agrarios. Asaja mantenía como última petición elevar del 8% al 10% el IVA percibido (una forma de compensar a los agricultores) para los productos agrícolas y del 7% al 8% para los ganaderos. El Gobierno mantuvo su oferta del 9% para los productos agrícolas y del 7,5% para los ganaderos.

El acuerdo suscrito, en relación con los firmados en los años precedentes, recoge dos novedades muy significativas para el sector agrario a las que el Gobierno y los anteriores se habían negado con anterioridad: la devolución del impuesto de hidrocarburos y el compromiso para establecer el gasóleo profesional.

Sobre el impuesto (7,87 céntimos por litro), el acuerdo prevé establecer un precio base que sea la media de las cotizaciones pagadas por el sector agrario en 2004 y 2005 y que se estima, con IVA incluido, de 54 céntimos por litro. El compromiso supone devolver al agricultor la diferencia entre ese precio y el que pague en el surtidor siempre que no supere el importe de ese impuesto para el gasóleo consumido entre octubre de 2005 y octubre de 2006. Esta devolución se aplicará para los próximos dos años. La devolucion del impuesto de hidrocarburos se valora oficialmente en 157 millones de euros.

Con este compromiso no se produce una eliminación formal del impuesto como reclamaba el sector, pero se logra el mismo efecto y, sobre todo, se abre el camino para su eliminación posterior

Otra reivindicación histórica del sector era lograr un gasóleo profesional. El acuerdo contempla el compromiso para aplicarlo a partir de 2009, de acuerdo con la normativa comunitaria que recoge la posibilidad de reducir a cero el impuesto de hidrocarburos.

En relación con el IVA percibido por el sector agrario en sus ventas, el acuerdo significa elevar del 8% al 9% en la venta de los productos agrícolas y del 7% al 7,5% en la venta de los productos ganaderos. El Gobierno mantuvo en este punto su oferta anterior.

En materia de fiscalidad el compromiso supone la posibilidad de desgravación del 15% en la compra de fertilizantes, el 35% en los gastos por gasóleo, la deducción de 2% en la renta neta y la posibilidad de deducirse el 10% en los gastos de dificil justificación. Estas medidas se aplicarán solamente para 2006 y se eliminarán en 2007 cuando se inicie la devolución del impuesto de hidrocarburos.

El Gobierno mantiene para 2006 el Plan Renove para la modernización de la maquinaria agrícola con un presupuesto de 19 millones de euros. Entre las novedades más importantes se contempla la apertura de una mesa a partir de 2006 para estudiar el desarrollo de los cultivos para la producción de biocombustibles. UPA reclama más ayudas para alentar las siembras. Entre los compromisos suscritos destaca, finalmente, el desarrollo de estudios para lograr una mayor eficiencia en el uso de los combustibles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005