Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'BOOM' URBANÍSTICO

Medio Ambiente sólo controla la zona de playa

El Ministerio de Medio Ambiente ve con resignación la construcción masiva en el sur de Murcia y el levante de Almería, una de las pocas zonas vírgenes de costa del Mediterráneo. El secretario general para la Biodiversidad y la Ordenación del Territorio, Antonio Serrano, afirma que el ministerio sólo tiene competencias en los 150 primeros metros de litoral: "Ahí impediremos que se vulnere la Ley de Costas y se construya más de los permitido. Además, preservaremos todos los espacios protegidos y no permitiremos que se recalifiquen". Por lo demás, "los ciudadanos deciden qué alcaldes quieren y ellos eligen el urbanismo".

"Desde hace tiempo hay planeadas infraestructuras para urbanizar todo ese litoral. Hay una autopista de peaje aprobada por el Gobierno del PP con salidas a zonas en las que no hay nada. Eso es porque se tenía pensado construir", afirma Serrano, catedrático de Ordenación del Territorio de la Universidad Politécnica de Valencia.

Serrano insiste en que "España no ha aprendido nada del desarrollismo", y critica que el modelo para urbanizar el litoral siga siendo Benidorm y la Costa del Sol, lugares tan saturados que "comienzan a expulsar a los turistas de mayor poder adquisitivo. En el Pilar de la Horadada (Alicante), los alemanes de más dinero se están yendo porque no es agradable ir de vacaciones a un sitio masificado". Serrano califica de irracional la explosión urbanística: "Ocurre en todas partes, la Comunidad Valenciana, Murcia, da igual. Todo es el modelo irracional del ladrillo". Serrano cita gobiernos del PP, pero admite que la frase es aplicable a Málaga y a otras zonas con gobiernos del PSOE.

El litoral de Murcia y Almería se puede urbanizar porque el agua ya no falta, se puede tomar del mar. "Las desaladoras son competitivas para abastecer al litoral. El agua no es limitante", añade Serrano. El ministerio planea una decena de desaladoras en el Mediterráneo, pero algunos de los complejos proyectados en Murcia o Almería ya han anunciado que construirán su propia desaladora.

Medio Ambiente incluyó una enmienda en la reforma de la Ley del Plan Hidrológico de junio para que las confederaciones hidrográficas tengan que emitir informes diciendo si hay agua suficiente para los nuevos desarrollos urbanísticos. Serrano reconoce que esos informes, pendientes aún del desarrollo de la ley, no servirán para frenar la urbanización en Murcia y Almería. Serrano culpa en gran parte a los Gobiernos del PP y a su ley del suelo, "que declaró urbanizable todo lo que no estaba protegido".

Ante la falta de competencias para controlar la urbanización, el ministerio ha lanzado un programa de adquisición de fincas contiguas a la costa para preservarlas. Entre las 113 fincas que las comunidades han pedido al ministerio que compre y preserve no hay ninguna de Murcia ni de Almería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2005