Moya advierte a la Junta de que la retirada de competencias provocará "cientos de litigios"

El coordinador para el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella, Arturo Moya, advirtió ayer a la Junta que la retirada de las competencias urbanísticas al municipio y la aprobación del avance elaborado por el arquitecto Manuel González Fustegueras provocará "cientos de litigios" por parte de los afectados por licencias y convenios, así como del propio Ayuntamiento. Moya consideró además que la medida anunciada por el presidente andaluz, Manuel Chaves, supone una "agresión brutal" contra Marbella, y un "golpe de mano contra la autonomía municipal".

Según Moya, las indemnizaciones a propietarios de los 639.952 metros cuadrados de suelo calificados como urbano en el PGOU de 1986 que pasan a sistemas generales en el avance supondrán 6.300 millones de euros a cargo del erario público, una cantidad de la que -señaló- deberán responder de forma solidaria ambas administraciones, "unos por acción y otros por omisión o inactividad". Añadió que el texto de González Fustegueras significará una importante merma en los ingresos del Ayuntamiento, y lo condenará a no poder cobrar por las licencias que ya se habían concedido en base al planeamiento vigente hasta que no se apruebe el nuevo PGOU.

Más información

"El Ayuntamiento ha decrecido sus ingresos por licencias en un 90% menos", explicó. Moya entregó a los medios de comunicación una relación de los suelos urbanos del PGOU de 1986 que pasan a sistemas generales; sectores de suelo urbanizable programado a los que se altera la ordenación con un equipamiento o zona verde; equipamientos que no han sido incorporados al texto; o suelos no urbanizables con posibilidad de desarrollo alterado en el avance. Un centenar de particulares a los que, insistió, se deberá compensar.

"El daño causado a Marbella por la decisión del señor Chaves es impensable y no ha hecho más que empezar", dijo Moya, que detalló una lista de agravios. Afirmó que el gobierno actual está cumpliendo "escrupulosamente" la Ley en lo que a la tramitación del documento se refiere y se lamentó de que el presidente andaluz haya decidido retirar las competencias urbanísticas "en base a actuaciones de anteriores gobiernos municipales".

"Resulta chusco y bananero que todo un presidente de la Junta, a quien respeto, tenga que hacer este papelón empujado por su consejera, en tan poco institucional lugar y en compañía de sus colegas de partido como si fuera una conspiración de estudiantes. Ahora tendrá que demostrar la responsabilidad de la actual corporación más allá de la demagogia política".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción