El líder del PP afirma que el Gobierno es "una broma pesada"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, descalificó ayer en Zamora la política general del actual Gobierno, del que dijo que "no es ni bueno, ni malo, ni regular... Es una broma pesada". Rajoy criticó de modo especial la política exterior del Gobierno, al que acusó de "no tener iniciativa ni capacidad para liderar nada", en referencia a los resultados de la negociación de la reforma de la OCM (Organización Común de Mercado) del azúcar en Bruselas. Y añadió que España es el "único país al que nadie le hace caso en Europa", que además tiene "líos con la principal potencia mundial, EE UU" y, sin embargo, dijo, "mantenemos colosales relaciones con Venezuela".

En tono similar se refirió a la política interna, sobre todo en torno al Estatuto de Cataluña. Afirmó que al PP no le importa estar solo en este asunto, y anunció que la semana próxima volverá a Cataluña para explicar su posición. Tras insistir en el concepto de unidad de España, el líder del PP dijo que nunca se había aprobado un estatuto de autonomía sin consenso entre los dos grandes partidos. "Lo que se está haciendo es malo para España, para los españoles y, sobre todo, para Cataluña", afirmó.

El tercer punto del discurso crítico de Rajoy con el Gobierno fue la Ley Orgánica de la Educación (LOE). Dijo que la educación es un tema capital y se preguntó por qué no es posible un pacto en el modelo educativo. "No sé si Zapatero pretende que no todos sean tan listos como él". En su opinión, el Gobierno se equivoca en la ruptura de las negociaciones con los grupos que se oponen a la LOE, y concluyó que detrás de la oposición a esa ley no está sólo "la extrema derecha del PP y los obispos". No hubo ninguna referencia a Durão Barroso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción